Compartir

vuelo laderaCuando el viento topa con una ladera o cresta montañosa sensiblemente perpendicular a la dirección que lleva, se produce reflexión hacia arriba que acabará generando la corriente, la cual se aprovechará para hacer un vuelo de ladera.

Dicho de otra manera: existe una masa de aire que intenta saltar la ladera y para hacerlo, debe ascender por el borde de la montaña a gran velocidad. Estas masas de aire son explotadas por el planeador, y le permiten hacer idas y venidas en toda la longitud de la ladera.

Las corrientes de ascenso en la montaña son:

  • Las corrientes dinámicas.
  • Las corrientes térmicas.
  • La asociación termo-dinámica.
  • Las ondas.

Hay una serie de conceptos de deben dominarse en el vuelo de ladera:

  • Dinámica: Es el ascenso generado por el viento al chocar contra un obstáculo orográfico.
  • Onda: Es el ascenso producido por el viento de altura al chocar contra cadenas montañosas.
  • Dirección: Se trata de un elemento muy importante. Mientras más perpendicular esté la masa de aire en relación con la montaña, mejor se puede aprovechar.
  • Intensidad: Es la otra gran cuestión de la corriente que hay que tener en cuenta.

Actualmente, este tipo de vuelo se utiliza poco, pero tiene el valor de ser el primero que se aplicó. Se puede decir que es la técnica con la que se inició el vuelo a vela. Los planeadores pioneros partían desde las laderas y aprovechaban estas masas de aire para volar.