Compartir

visitas al medico embarazoDurante la gestación, es imprescindible seguir muy atentamente los consejos del médico, quien hace un seguimiento muy estrecho de la evolución del feto y decide a qué pruebas debe someterse la embarazada y cuando debe visitar al ginecólogo.

Visitas médicas en el embarazo: el diagnostico prenatal

El diagnóstico prenatal sirve para detectar los defectos congénitos que sufren entre un 3% y un 6% de los fetos. Los más habituales son las malformaciones morfológicas (2%), seguidas de las enfermedades hereditarias (1,4 %), y de las anomalías cromosómicas, como el síndrome de Down, que representan el 0,05%.

La detección de las anomalías cromosómicas en las visitas médicas durante el embarazo puede realizarse mediante varias técnicas:

  1. Amniocentesis o estudio del líquido amniótico. En esta prueba se extrae líquido amniótico mediante la punción a traves de la pared abdominal materna. Se debe realizar entre la 15 y 16 semana de gestación. El riesgo de aborto es muy bajo (0,5%).
  2. Biopsia de corión para analizar la vellosidad corial se realiza entre la 9 y la 11 semana a través del cuello del útero o a través de la pared abdominal materna. El riesgo es del 2% al 4%.
  3. Funiculocentesis o estudio de la sangre fetal extraída a través del cordón umbilical. Se debe practicar a partir de la 19 o 20 semana de gestación. Su riesgo es del 3%.

Las enfermedades hereditarias se diagnostican analizando el ADN tras una biopsia de corión.

Las malformaciones congénitas se detectan en ecografías. Deben hacerse al menos tres durante el transcurso del embarazo.

Las ecografias durante el embarazo

Una ecografía es una fotografía del niño en un determinado momento, orientativa y con una fiabilidad altísima, pero que sólo nos da información sobre cómo se encuentra en ese determinado momento.

Mediante ultrasonidos, este método registra en una pantalla la imagen del feto y de los órganos de la madre.

Esta técnica permite que la madre conozca a su hijo antes de nacer y viva su embarazo con menor angustia, ya que conoce puntualmente cómo se encuentra el feto.

Si la gestación se desarrolla con normalidad, el médico te hará tres ecografías durante los nueve meses: en la semana 12, en la 20, y, la última, entre la 28 y la 37. Si el embarazo lo requiere, o el médico lo considera conveniente, esta prueba puede repetirse en más ocasiones, para confirmar que el feto se desarrolla adecuadamente.

Otra ecografía se realiza al inicio de este trimestre, entre la semana 20 y 21. En ella el médico observa si hay alguna malformación congénita del feto incompatible con la vida. Hasta estas semanas la interrupción del embarazo está dentro del límite legal.

Todo estas visitas pueden realizarse de manera más cómoda si la embarazada dispone de un seguro médico.