Compartir

vida sedentariaSi no te apetece hacer grandes esfuerzos y menos apuntarte a un gimnasio, aquí tienes unos consejos para aumentar tu actividad diaria.

No es necesario hacer grandes esfuerzos para hacer un poco de deporte. Lo importante es tratar de ser activo. Comienza con actividades diarias. Piensa en pequeñas cosas que puedes hacer dentro de tu vida sedentaria para aumentar la actividad. Cosas sencillas y fáciles. Por ejemplo, si vas en metro a trabajar, quizás puedas abstenerte de las escaleras mecánicas, y subir por las escaleras normales, o mejor todavia si bajas una parada antes. Piensa lo que haces en un día normal y verás que encontrarás mil y una oportunidades para mantenerte activo.

Empieza por ponerte metas realizables y sobretodo realistas. Proponte 30 minutos de ejercicio diario leve o moderado, lo que más te apetezca, pasear, montar en bicicleta… Si no puedes 30 minutos seguidos , hazlos partidos según tu tiempo, pero encuentra tiempo para tí.

La cuestión es crear hábitos saludables. Intenta empezar dos o tres días a la semana, quizá puedas aprovechar el fin de semana para hacer algo más y tómalo como parte de tu ocio. Quizá puedas ir a pasear con algún amigo, en vez de tomar un café para hablar, o puedas quedar con tus amigos pra hacer una excursión.

De esta forma, al ser regular el ejercicio, perderás peso y previenes el riesgo de padecer tensión alta , diabetes o tener el colesterol por las nubes.

Consulta a tu médico si padeces alguna enfermedad grave, como enfermedades del corazón, problemas de tensión o diabetes. Él te ayudará a crear el plan más beneficioso para tí.

Pero como en todo, lo más importante es mantener una mentalidad activa. Repetimos, lo más fácil es buscar oportunidades durante el día, cosas fáciles y que no te supongan grandes esfuerzos. Es la mejor forma de mentalizarte de su importancia y ¡ ya verás como le cojes el gusto a esto del ejercicio!