Compartir

Vietnam Bahía de Ha LongAunque Vietnam es un país que se hizo famoso en todo el mundo a causa de la guerra, actualmente es uno de los destinos favoritos de Oriente. Religiones diferentes y tradiciones orientales, viejas y nuevas, hacen que Vietnam ofrezca una colorida imagen.

Las ruinas del místico templo construido por la gente de Cham cuando el reino de Champa era más que floreciente, la ciudad imperial de Hue, las aún paradisiacas plazas que se exteinden a lo largo de la zona central de Vietnam y los pintorescos viajes del Delta del Mekong, en el sur, son, junto a la maravillosa bahía de Ha Long, en el norte, y la colorida vida de las minorías que viven en la zona los principales atractivos de este país aún por descubrir en muchos aspectos.

Para hacerlo, lo mejor es empezar por Ho Shi Minh City, el corazón de la ciudad hoy conocida como Saigon, pero hace algunos siglos como “La Perla del Lejano Oriente”. Aun hoy sigue siendo la ciudad de mayor tamaño y también su centro industrial y comercial, donde la modernidad se ha colado y proliferan los restaurantes, cafés pubs de estandars internacionales. Sin embargo, Ho Chi Minh City aún conserva muchas pagodas, templos, museos y mercados y el “Cholon”, el barrio chino vietnamita, donde vive casi toda la comunidad china.

Desde Ho Chi Minh City, se puede hacer una excursión de un día hasta los famosos túneles subterráneos de Cu Chi o bien pasear por la provincia de Tay Ninh, donde se puede admirar el magnífico Gran Templo del Caodaismo, una religión que únicamente se practica en Vietnam. También se puede optar por un crucero en bote por el río Mekong hasta su delta.

Hanoi es la captital de Vietnam. El centro histórico, con amplias avenidas y mansiones históricas, fue construido durante el peridodo colonial y a los turistas les recuerda a una ciudad francesa. Y es que Hanoi sigue manteniendo el encanto de aquel periodo, además de interesantes museos, pagodas y torres y templos antiguos. Por otro lado, la vegetación tropical abunda por todas partes, y los lagos y los parques urbanos transmiten una sensación de paz y tranquilidad, sobre todo por las noches, cuando más agradable resulta pasear por la ciudad.

La Bahía de Ha Long se encuentra a 170 kilómetros de Hanoi. En ella se encuentran miles de pequeñas islas que se reaprten una amplia zona de límpidas aguas esmeraldas. Considerada uno de los paisajes más impresionantes del mundo y una de las razones para viajar a Vietnam, esta bahía ha sido reconocida como “Patrimonio Natural de la Humanidad”. Las islas también destacan por la curiosa foram de sus rocas, muy silueteadas, y llenas de cavidades en las que penetran las aguas marinas. Una leyenda dice que este bello lugar fue creado por un dragón que descendió al mar. Por eso el nombre de este lugar significa “Bahía del Dragón que Descende”.

La ciudad imperial de Hue fue creada en el siglo XIX. Durante un largo periodo representó el centro cultural y espiritual de Vietnam. Esta ciudad es famosa por los palacios de la ciudadela, cuya arquitectura es impresionante. Las pagodas y las tumbas reales fueron erigidas durante la dinastía Nguyen –la última que reinó de modo feudal en Vietnam, de 1802 a 1945-. Otra atracción que no debéis perderos es la música tradicional de Hue.