Compartir

vegabaño en mountain bikeAquí tenéis una propuesta para esa escapada otoñal en mountain bike que sin duda no defraudará a nadie. Un bonito camino de acceso es desde León, pasando por el pantano de Riaño hacia el Pto. del Pontón, puerta de entrada e inmejorable balcón del Valle de Sajambre. Ya desde aquí un radical cambio en el paisaje nos anuncia que estamos entrando en el dominio de Picos de Europa, por uno de sus accesos más espectaculares.

Una increíble masa boscosa rodea la tortuosa carretera que nos lleva a Oseja de Sajambre, principal pueblo del valle. Dejamos Oseja en dirección al Desfiladero de los Bellos, para poco más adelante coger la carretera que entre curvas gana altura hasta el túnel de Picaracón, por donde atravesamos la montaña para entrar en un rincón mágico de los Picos de Europa, el Valle del río Agüera, donde se ubica Soto de Sajambre. Este hermoso pueblo montañés aún mantiene una perfecta armonía con el entorno, a la vez que ofrece múltiples comodidades al viajero.

Obligatorio es un pausado recorrido por sus callejas, donde a buen seguro descubriremos rincones con auténtico sabor rural, endulzado por el carácter amable y abierto de sus gentes. Paseando entre hórreos, huertas y pilas de leña nos transportaremos a otro tiempo.

Soto es punto de partida de numerosas excursiones, quizás la más hermosa y accesible de todas ellas sea la majada de Vegabaño. Prados, bosques de hayas y algunas de las más hermosas montañas de los Picos rodean la majada.

Además en estas fechas podremos disfrutar de todo esto casi en soledad, lejos del bullicioso trasiego del verano. Si deseamos utilizar el refugio de Vegabaño conviene preguntar antes en el pueblo pues es posible que lo encontremos cerrado.

Sin duda la mejor forma de acceder a Vegabaño es andando, pero vamos a proponer otra bonita forma más rápida y quizás más divertida, la bici de montaña. Con este recorrido conoceremos los dos accesos a la vega, subiremos por el camino para vehículos 4×4 que atraviesa el interior del hayedo y la senda que sirve de atajo en sentido de bajada.

Atravesamos el pueblo de Soto hasta un camino que sale del pueblo hacia la dcha. 400 metros más adelante un cartel nos indica que es la senda correcta. Es posible que en estas fechas esta parte del camino esté muy embarrada. El primer km. es de fuerte desnivel, pero luego se hace muy cómodo de rodar. Prácticamente todo el camino discurre por el interior de un oscuro hayedo donde a duras penas se filtran algunos rayos de sol. Por lo que si subimos temprano debemos llevar suficiente ropa de abrigo.

De cuando en cuando el bosque abre en alguna curva y nos deja ver el hermoso valle que estamos ascendiendo con la impresionante peña de Beza como telón de fondo. El agua no es problema, pues son numerosos los torrentes y manantiales durante el camino. Casi en el km. 7 hay una pista a la izqda. que utilizaremos para bajar a la vuelta. Poco más adelante una barrera corta el paso a vehículos a la vega, que en seguida aparece ante nosotros abriéndose de pronto la vista, cambiando la oscuridad del hayedo por la impresionante luz y colorido de Vegabaño. Cabañas de piedra y corros en ruinas dispersos por los prados donde pastan los caballos, al fondo los hayedos y por encima de ellos los gigantes de roca. Una imagen para recordar. El camino sigue recorriendo la vega con lo que alargamos el paseo y disfrutamos de nuevas perspectivas.

En el centro de la vega encontraremos un refugio con guarda donde podremos reponer fuerzas o refugiarnos en caso de mal tiempo.

El camino de regreso trialero y con más desnivel es bastante más corto y nos permite disfrutar de otra vista diferente.

ACCESOS: León. Desde León por la N-625, por Riaño y el Pto. del Pontón. Desde Asturias por la N-625 por Cangas de Onís y el Desfiladero de los Bellos.

DIFICULTAD: Ninguna. Únicamente el barro y el mal tiempo pueden causarnos problemas.

DURACIÓN: Aproximadamente una hora en subir y veinte minutos en bajar, más el recorrido por la vega.

ÉPOCA DEL AÑO: Muy cambiante, con frecuentes nieblas y lloviznas. Debemos llevar ropa de abrigo e impermeable.

FLORA: El hayedo es el protagonista.

FAUNA: El elevado grado de conservación de este bosque nos puede deparar cualquier sorpresa en especial con los corzos.