Compartir

uso de condonesSi usted es sexualmente activo y se quiere proteger de las enfermedades de transmisión sexual debe educarse en cuanto a las prácticas de sexo seguro se refiere. En esta ocasión hablaremos del uso de condones.

Considerando las enfermedades que el uso correcto de preservativos o condones puede prevenir (HIV, hepatitis B y C, herpes, gonorrea, clamidia, sífilis, etc.), es necesario conocer más acerca de los preservativos.

Elección del condón:

Hay algunos puntos a considerar cuando vaya a comprar condones.

  • Los preservativos de látex son barreras altamente eficaces en la protección contra las enfermedades de transmisión sexual y el embarazo. Son los únicos que protegen contra el HIV.
  • Los preservativos de plástico probados recientemente en laboratorio han demostrado ser efectivas barreras contra el HIV, pero en la práctica se tiene cierta incertidumbre hacia ellos porque no se adhieren a la piel como los de látex y existe el temor de que se deslicen. A pesar de todo son una buena alternativa para aquellas personas que son alérgicas al látex.
  • Los condones de piel de cordero funcionan bien como anticonceptivos, pero su uso no previene contra las enfermedades de transmisión sexual.
  • Los nuevos preservativos “femeninos” han demostrado ser útiles contra las enfermedades de transmisión sexual en laboratorio. De todas maneras su práctica sigue siendo estudiada.
  • Los condones de las máquinas expendedoras son tan buenos como los comprados en las farmacias, siempre y cuando estén protegidos del calor y la luz solar.
  • Los condones que dicen “ultrafinos” o “piel de cebolla” son igual de efectivos que los de grosor normal, la única diferencia es que son más propensos a desgarrarse ya que son más débiles.
  • Cuando compre un preservativo, el tamaño es importante, ya que si el condón es grande puede deslizarse y si es pequeño y apretado es más fácil que se rompa.
  • Los texturados ofrecen la misma protección que los no texturados. Su elección queda a elección de cada uno según sus preferencias.
  • Los preservativos lubricados con nonoxinol 9 (un anticonceptivo químico) ofrecen mayor protección contra el embarazo que los que no lo tienen y también ha demostrado en laboratorio ser más efectivo contra las enfermedades de transmisión sexual, ya que puede matar al virus del HIV en pruebas de laboratorio.
  • Una lubricación adecuada puede reducir los riesgos de que se rompa el preservativo. Si no tiene lubricación y la necesita, use lubricantes a base de agua, no use lubricantes a base de petróleo o aceites ya que estos debilitan el látex del condón.
  • No use condones viejos o que estén decolorados o gomosos.
  • Siempre chequee la fecha de vencimiento del condón. Si está vencido no lo use.
  • No guarde los preservativos en la billetera ya que con el calor del cuerpo se debilita el látex. Guárdelos en lugares frescos y secos.
  • Los condones no protegen contra todas las enfermedades de transmisión sexual, como por ejemplo las verrugas genitales o el herpes en los casos en que estos se encuentran en el pubis o la base del pene.