dieta vegetariana colesterolUna dieta vegetariana, que incluya almendras, soja y fibras puede bajar los niveles de colesterol con tanta eficacia como los medicamentos, según un artículo que publica la revista Journal of the American Medical Association.

Investigadores de la Universidad de Toronto (Canadá) compararon los efectos de un compuesto común que se usa para el tratamiento del colesterol, conocido como lovastatin, y de una dieta de alimentos vegetarianos que se sabe que disminuyen el colesterol. Habitualmente los médicos recetan a sus pacientes con altos niveles de LDL o “colesterol malo“, dosis de medicamentos de la familia de las estatinas, que inhiben la producción de una enzima necesaria para la producción de colesterol. Pero esos compuestos tiene efectos secundarios y, en numerosos casos su efecto sobre el colesterol se ve contrarrestado porque el paciente no modifica su dieta y por lo tanto continúa aumentando los LDL.  En el estudio de Toronto se encontró que la dieta especial redujo el “colesterol malo” en casi un 29 por ciento, comparado con una disminución del 30,9 por ciento en los pacientes que tomaron lovastatin.

La dieta especial combinó frutos secos, como las almendras, la proteína de soja, y alimentos con alto contenido de fibra como avena y cebada y una margarina especial que se hace con esteroles de plantas, los que se hallan en las verduras y aceites vegetales.  “La razón por la cual estos alimentos son tan eficaces para la reducción del colesterol es que los humanos pueden haberse adaptado durante su evolución a lo que se ha denominado la ´dieta de los simios´, esto es una dieta que tiene mucha fibra, frutos secos, proteínas vegetales y esteroles de plantas“, dijo David Jenkins, quien encabezó el estudio   Jenkins, quien es director del Centro clínico de Nutrición y Modificación de Factor de Riesgos en el Hospital St. Michael´s de Toronto, dijo que este estudio podría tener implicaciones de largo alcance para la salud pública.

A medida que envejecemos aumenta nuestro nivel de colesterol, lo cual incrementa el riesgo de enfermedad cardiaca”, indicó Jenkins, quien señaló que “este estudio muestra que ahora la gente tiene una alternativa dietética a los medicamentos para el control del colesterol“.