Compartir

armas contra celulitisCosméticos cada vez más eficaces y masajes subdérmicos moldeadores con máquinas de nueva generación se ponen a tu alcance. Pero el resultado de cualquier tratamiento será mejor con un cambio en la alimentación (menos grasas y más verduras). Una buena caminata tras la aplicación del anticelulítico ayudará a disolver los nódulos bajo la piel.

El frío ayuda a disolver las grasas

El aspecto de la celulitis en fase inicial se asemeja a la piel de una naranja; en estadios más avanzados, la piel aparece pinzada o acolchada. La tarea para eliminarla no es fácil y resulta larga. Lo mejor es no bajar la guardia en todo el año.

En su estadio más leve, la grasa y el líquido retenidos se asocian a una mala circulación y externamente, a veces, ni se nota. El proceso avanza cuando la piel se endurece y está fría al tacto; si resulta dolorosa cuando se palpa, surge el edema, la inflamación y, finalmente, la rigidez. Entonces, deja de ser un problema estético para convertirse en una dolencia.

El frío ayuda a quemar las grasas y tiene un efecto vasoconstrictor. Un moderno tratamiento anticelulítico consiste en la penetración mediante la estimulación eléctrica de principios activos sometidos a bajas temperaturas. Persigue movilizar los lípidos, corregir la insuficiencia venosa y la ‘piel de naranja’.

Masajes que estimulan los tejidos

Manuales o a través de máquinas, favorecen la eliminación de los líquidos acumulados y mejoran la combustión de las grasas. Antes de acostarte, un masaje resulta excelente porque aumenta la circulación sanguínea en el tejido adiposo, particularmente en las piernas, lo que las deja, además, más descansadas.

En el baño o la ducha, puedes frotar con un guante anticelulítico en las zonas más problemáticas, como muslos y glúteos, de forma circular. Una vez seca, con la pierna apoyada en el borde de la bañera, amasa la piel para ‘despegar’ y movilizar los nódulos.

En centros estéticos, un arma eficaz es ‘Keymodule’, una nueva máquina que realiza un masaje subdérmico intenso. Se pueden combinar varios programas en cada sesión (anticelulítico, linfático, circulatorio, relajante o reafirmante).

Lo que debes tener en cuenta

El masaje diario con un guante de crin o con la mano al extender el anticelulítico facilita el drenaje de toxinas y estimula la circulación sanguínea. El vapor de agua en el cuarto de baño favorece la dilatación de los vasos sanguíneos y la piel está más receptiva.

A la celulitis no se la combate con los mismos argumentos y mecanismos que a la obesidad o al exceso de volumen. Los aparatos estéticos y el masaje combinados con las cremas reductoras dan los mejores resultados.

Nuevas sustancias en los cosméticos

La aromacología juega su papel en la eliminación de grasas. Se ha comprobado que ciertos aromas, como los de los aceites de pimienta, pomelo, estragón e hinojo, pueden influir de forma determinante en su combustión.

El cacao puede adelgazar. Como la cafeína, es un ingrediente excepcional para quemar calorías.

Fórmulas de talasoterapia. Los fangos de origen marino intensifican la acción de los anticelulíticos.