Compartir

turismo zanzibarZanzibar tiene una historia completamente desproporcionada. Para semejante pequeña isla es sorprendente el romanticismo que impregna su historia, con sultanes, especias, márfil y una gran imperio comercial que, sin embargo, tiene cierto sabor amargo a causa de la esclavitud y la exterminación de la población autóctona. Zanzibar es nombre no solo de la isla principal, también es el nombre del archipiélago, formado basicamente por dos grandes islas.

Las islas de Zanzibar siempre han sido muy apreciadas por los constructores del Imperio. Bantúes, egipcios, árabes, portugueses y británcis siempre han tomado posesión del territorio y lo han calificado como la “joya de la Corona”, tanto por su posición estratégicaen la Costa Este de África –rica en potenciales esclavos-, como por ser rica en ébano, márfil y oro, como por sus aguas frescas, tierras fértiles y clima templado. Hoy en día el turismo en Zanzibar ha sustituido estas otras fuentes de riqueza.

La Ciudad de Piedra es la capital de la moderna Zanzibar, pero en el pasado también fue la capital para los traficantes de escalvos. Aunque los primeros en establecerse en este puesto comercial fueron los portugueses en torno al año 1500, fue bajo el mandato árabe cuando la Ciudad de Piedra floreció realmente. Hacia el año 1870, el Sultán de Zanzibar conquistó el control del comercio de la plaza, márfil y los esclavos.

Desde entonces han cambiado bastantes cosas, aunque no lo parezca. Así, en los últimos años, se ha llevado a cabo una gran labor de restauración para conseguir formar parte de la lista de monumentos patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Asimismo las principales atracciones arquitectónicas incluyen la magnífica Casa de las Maravillas (House of Wonders). Esta edificación fue otrora el palacio del sultán que dominaba la línea de las aguas, el elgante museo Beit Al Amaan y un importante numero de mansiones de estilo colonial entre las que destacan la State House.

Junto a este renacimiento de la ciudad podemos encontrar una importante oferta turística con algunos de los más lujosos y exclusivos hoteles del mundo, y porque no decirlo también, algunas de las mejores playas. Se trata de un destino elegido por muchos recién casados para pasar la luna de miel de sus sueños como si fueran sultanes.

Otro de sus grandes atractivos y por el que muchos deciden hacer turismo en Zanzibar son sus increíbles fondos marinos. Lo posibilidad de hacer submarinismo en esta zona atrae incluso a personas que no son habituales de la actividad.

Si bien la población de Zanzibar es muy hospitalaria hay que tener cuidado con las demostraciones afectivas en público, en el caso de personas del mismo sexo existe riesgo de cárcel.