Compartir

mitos bellezaComo en otros muchos ámbitos, en torno a la belleza se generan mitos, muchas veces sin fundamento, pero que pasan de generación en generación, echando raíces, y de los que nos es complicado desprendernos.

Siempre se ha divulgado una serie de fábulas sobre la belleza que carecen de fundamento. Por ejemplo: se sabe que el corte de pelo no afecta a su crecimiento. Aún así, se cree que cortándolo más a menudo, crece más rápido. Aquí deshacemos algunos mitos:

El sol cura el acné

Parece lógico creer que el sol sana el acné. Aparentemente, los granitos se secan y quedan reducidos.

Realmente, se trata de una sutil trampa en la que es fácil caer y que nos puede hacer olvidar las precauciones habituales para controlar un acné normal.

El sol camufla esas lesiones, que pueden volver al final del verano. El acné, puede dejar marcas con el sol.

No es necesario hidratar el cabello cuando se toma el sol

Antes, con alimentarlo por dentro (a través de los nutrientes que comemos) y llevarlo limpio era suficiente. Sin embargo, aunque la parte que peinamos está muerta, el bulbo germinativo está vivo.

La melanina del pelo no protege del sol. La luz y los ultravioletas decoloran el cabello y la capa externa del pelo queda desprotegida.

Es mejor no usar perfumes con alcohol en verano

El alcohol y otras sustancias vegetales pueden provocar manchas en la piel. Pero no sólo hay que poner en cuarentena los perfumes densos, tampoco las aguas frescas ni los perfumes que llevan alcohol. Empléalos solamente cuando no te vayas a exponer al sol.

La última tendencia cosmética incluso reemplaza el agua y el alcohol, por siliconas y ésteres: son los nuages, la última generación de perfumes ligeros que no dejan pegajosa la piel.

Los productos naturales son los mejores

En general sí, aunque algunas plantas pueden provocar alergias. Las recetas caseras estaban muy bien en su tiempo pero, hoy no se sostiene la comparación.

La cosmética 100% natural prácticamente no existe. Salvo en el caso de los aceites esenciales, la presencia de sustancias naturales es realmente baja.

También es cierto que en muchos cosméticos se emplean los principios activos de infinidad de plantas y flores.

El pelo se estropea si se lava todos los días

El pelo puede lavarse cuantas veces se considere necesario, siempre y cuando se haga en buenas condiciones.

Lo fundamental es emplear un buen champú, darse una sola dosis si se lava con frecuencia, aclararlo con agua abundante y, preferentemente, secarlo al aire.