Compartir

tips cuidado cabelloEn las revistas de moda y belleza, en blogs, etc. muchas veces se habla de piel sana y de cabello sano, pero ¿sabemos realmente qué es un cabello sano y cómo conseguirlo?

Hablamos de un cabello sano y cuidado cuando está limpio, suave, brillante, tiene cuerpo o volumen y es resistente. Para poder presumir de todas estas características deberíamos tener presentes una serie de cuidados del cabello.

Un requisito fundamental para conservar el buen estado del cabello y del cuero cabelludo es la higiene diaria. Desde un punto de vista científico no existe evidencia que lavar el cabello a diario sea malo, como piensa la creencia popular. De hecho, se ha comprobado que la falta de higiene es negativa debido a los depósitos excesivos de sebo, suciedad y restos de células muertas. Siempre debes utilizar productos especialmente diseñados para el cabello y no los destinados a la higiene corporal general. La mayoría de los champús están concebidos para adaptarse a las exigencias individuales de cada tipo de cabello: normal, graso o seco. También es muy importante aclarar muy bien el champú.

En cuanto al uso del secador, del que muchas veces abusamos, no es aconsejable utilizarlo demasiado cerca ni a una temperatura demasiado elevada. Lo mejor es eliminar bien el exceso de agua con una toalla y después no poner el secador a la máxima potencia.

Respecto al cepillado no es nada conveniente cepillar el cabello excesivamente fuerte ni peinarlo de manera excesivamente tirante con frecuencia. El roce daña la cutícula que es una barrera de protección para el pelo.

También es conveniente evitar el uso de de cosméticos agresivos, ya que algunos tintes y permanentes dañan la cutícula de forma importante.

Hay una falsa creencia bastante extendida en cuanto a que cortar o afeitar frecuentemente el cabello estimula su crecimiento. Es algo completamente falso y la creencia se explica por el hecho de que el desarrollo es más rápido y simultáneo a ras de piel. Al contrario que las plantas, el tallo del cabello es una estructura muerta. La cadena de queratina que crece durante años, no tiene ninguna vida una vez que está en el exterior de la piel. Es igualmente falso que el cabello crezca más si se corta en luna llena. Esta idea se basa probablemente en antiguas observaciones de las variaciones del ciclo pilar, a su vez condicionadas por las fluctuaciones hormonales psicológicas.

El tabaco y las agresiones externas como el sol, el frío extremo, la lluvia y el calor lesionan el cabello.

Finalmente decir que igual que para tener una piel bonita hay que cuidar la alimentación para el cabello es lo mismo. Debemos llevar una dieta equilibrada, ya que una alimentación con carencias en aminoácidos azufrados, vitaminas o minerales y un consumo excesivo de sal influye negativamente en la vida del cabello.