Compartir

terapia animalesLos expertos saben que la relación con la naturaleza y los animales de compañía mejora la calidad de vida y la salud, por eso, cada vez son más empleadas las terapias con animales, especialmente en niños y ancianos. Tener una mascota supone una gran responsabilidad, pero a cambio también nos ofrecen cosas de gran valor:

  • Nos obligan a hacer más ejercicio (sacar a pasear al perro es una tarea inexcusable).
  • Ayudan a sobrellevar la soledad, especialmente en el caso de los ancianos, que se sienten útiles teniendo a un animal de compañía a quien cuidar y de quien reciben amor.
  • Impulsan a las demostraciones afectivas, lo que es positivo en el caso de personas con miedo a mostrar sus sentimientos.
  • A  personas y niños con alguna minusvalía física o psíquica les resultan muy estimulantes las terapias con animales; pero para cualquier niño es positivo tener una mascota, cuidarla y disfrutar con su compañía.
  • Favorecen las relaciones sociales con otras personas que disfrutan de los animales como tú. Lo habrás notado si tienes perro y lo sacas a diario por un lugar concurrido.
  • Los perros y los gatos son indicadores de los lugares más favorables de la casa. Fíjate en los lugares que escogen para tumbarse: los perros buscan instintivamente los puntos más favorables para las personas, mientras que los gatos lo hacen en lugares donde la energía telúrica resulta negativa. Los gatos actúan como una especie de pararrayos, y se piensa que en su naturaleza está la capacidad de reciclar y absorber la energía perturbadora. ¿Nunca te has fijado que cuando te encuentras mal tu gato busca el estar contigo?
  • Y, por cierto, si este verano tus vacaciones te acercan a un lugar donde haya delfines, no te pierdas la experiencia con ellos. Son animales muy especiales, con un alto grado evolutivo. Su contacto con los humanos es muy enriquecedor. Por supuesto, no se trata de ver sus acrobacias acuáticas en ningún zoo como meros espectadores, sino de compartir con ellos su espacio natural, el agua. Bañarse con delfines, jugar con ellos, y aproximarse a estas misteriosas pero inteligentes y afables criaturas es una experiencia inolvidable. Si puedes, no dejes de hacerlo. De las mejores terapias asistidas con animales.

Como los árboles y las plantas, los animales son criaturas de la tierra que nos benefician y nos proporcionan armonía.