Compartir

tabaco depresión adolescentesHasta ahora, se creía que la depresión era lo que conducía a muchos jóvenes al tabaco. Un nuevo estudio revela, sin embargo, que es al revés. Los adolescentes fumadores tienen muchas más posibilidades de llegar a padecer depresión que el resto de sus congéneres. Los autores del trabajo, que ha sido publicado en la revista de la Asociación Americana de Pediatría, ‘Pediatrics’ , han demostrado esta relación tras estudiar a dos grupos de adolescentes participantes en el Estudio Nacional Longitudinal de Salud Adolescente (NLSAH).

Los investigadores, de las universidades de Cincinnati y Brandeis (ambas en Estados Unidos), analizaron a dos cohortes de jóvenes participantes en el NLSAH durante un año. El primer grupo estaba compuesto por 8.704 adolescentes que no presentaban síntomas de depresión al comenzar la observación. El segundo lo formaban 6.947 chavales ex-fumadores (que no habían consumido tabaco por lo menos en 30 días antes de comenzar la investigación, pero que antes eran adictos a la nicotina).

Entrevista en profundidad

Los doctores entrevistaron a los participantes y a sus padres, preguntándoles tanto sobre posibles síntomas de depresión como sobre sus hábitos respecto al tabaco. La investigación reveló que, entre los participantes sin depresión en el momento del comienzo de la observación, consumir tabaco era el factor que con más acierto preveía el desarrollo de síntomas depresivos graves. Según los autores del estudio, esto quiere decir que, al contrario de lo que se creía, no es la depresión lo que lleva al consumo de tabaco, sino más bien al revés.