Compartir

superar infidelidadLa infidelidad puede ser una señal de alarma en la pareja o un síntoma de abandono. Antes de actuar atropelladamente, conviene analizar y escuchar al otro si queremos superar una infidelidad. Esta es uno de los mayores daños que nuestra pareja puede infligirnos.

Las causas de la infidelidad son: sentimiento de abandono, deterioro afectivo, falta de comunicación, miedo a envejecer y motivos inconscientes difíciles de determinar Qué hacemos si nuestra pareja ha tenido una aventura?.

Hay personas que intentan comprender qué ha pasado para salvar la relación, sobre todo, cuando el compromiso afectivo es importante. Otras rompen con la pareja porque les parece una situación insuperable o porque no están dispuestas a seguir adelante sin olvidar y con el temor de que la situación se repita.

Cuando la convivencia continúa y no se supera un infidelidad bajo estas condiciones, la vida se convierte en un infierno de reproches, desconfianzas y miedo al abandono. Romper es una decisión dolorosa, pero a veces tiene como horizonte construir una relación basada en un compromiso afectivo seguro.

Respira hondo y cuenta hasta diez para superar una infidelidad

Intentar comprender lo que pasó y reconstruir la relación quizá sea difícil, pero merece la pena intentarlo. En todo caso, conviene afrontar el conflicto calmadas y evitar dar cosas por supuestas antes de hablar.

Sonia se encuentra a una amiga que vio a su marido con una antigua compañera de facultad. Estaban ante un hotel, pero no pudo saludarles porque iba conduciendo. Sonia disimula, pero se va a casa inquieta, pues ese día ella se encontraba de viaje.

Si sólo había sido un encuentro casual, ¿por qué la engañó? Sonia comienza a preocuparse y decide enterarse de lo que pasó.

Lleva casada con Ramón siete años. No se le había pasado por la cabeza que pudiera ocurrirle esto. Su marido, por otra parte, siempre expresaba una mala opinión de los hombres que mantenían aventuras, ya que su padre, ocultó una relación adúltera que amargó la vida familiar.

Su seguridad con respecto a Ramón era absoluta. Cuando llega a casa le pregunta abiertamente que sucedió y él, le cuenta su aventura. No sabe por qué, pero no pudo evitarlo. Ahora se siente mal y lo lamenta.

No te descuides

Ella recapacita y comprende que quizá tuvo algo que ver en el asunto. Su trabajo la tiene muy ocupada y no calibró la tristeza de su marido tras la muerte de su padre. En efecto, Ramón intenta huir de una depresión, y su sentimiento de culpa inconsciente le ha hecho identificarse con su padre donde más le rechazaba.

Esta aventura se convirtió en una señal de alarma que les avisó de las dificultades internas de él y del descuido amoroso de ella, y ahora es necesario que superar una infidelidad. Según los expertos, la mayoría de las aventuras extramatrimoniales son mensajes dirigidos a los dos, y tratan de compensar algo que falta en la pareja.

Si las aventuras se producen desde el principio de la relación de forma continuada quiere decir que la sexualidad está alterada de base. No conviene engañarse con que el infiel cambiará por amor su forma de actuar, y si sus conflictos no se resuelven, repetirá sus aventuras.