Compartir

stan monitorización partoDurante el parto puede haber complicaciones que afecten tanto al bebé como a la madre. Para reducir los posibles riesgos se ha empezado a aplicar un nuevo sistema que controla al feto y que puede predecir el peligro de daños al feto. Con este aparato se puede reducir a menos del 1% el riesgo de hipoxia y las cesáreas innecesarias.

Actualmente, en la mayoría de los partos se realiza una serie de registros para conocer la situación del feto. Pero estos instrumentos no son eficaces al cien por cien, ya que pueden indicar que algo va mal cuando no es así.

Asimismo, algunos métodos resultan difíciles de realizar. Es el caso del método Saling, que consiste en extraer sangre de la cabeza del feto con el fin de medir el metabolismo en el momento del parto. Lo mismo ocurre con la pulsiometría, que se realiza para conocer la función respiratoria del niño.

El sistema “Stan” se utilizará, en principio, si el registro es negativo. Esta herramienta permite conocer el estado del corazón del feto, mediante un electrocardiograma y mostrando las variables QRST. También permite conocer la dinámica uterina y diagnosticar el riesgo de pérdida del bienestar del feto.

Para comprobar su eficacia se realizaron diversos estudios en Suecia, que mostraron un descenso del número de cesáreas y de las parálisis cerebrales producidas durante el parto.