Compartir

sistema osteouscular

Pérdida de la masa ósea y osteoporosis

El tejido óseo se reemplaza constantemente y remodela a lo largo de la vida, de modo que las células viejas sean reemplazadas por otras nuevas sanas y el esqueleto pueda adaptarse a las cambiantes tensiones (cargas). Pero alrededor de los 35 años, es mayor el desgaste de las células óseas que su reemplazo por nuevas en el sistema osteomuscular. El resultado es una pérdida gradual y progresiva de tejido óseo (o más correctamente de masa ósea) y cuando alcanza una cierta cantidad se denomina osteoporosis. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha definido la osteoporosis como una densidad ósea 2,5 desviaciones estándares o más por debajo del valor medio para los adultos jóvenes. La tasa de pérdida ósea aumenta en las mujeres después de la menopausia, siendo por tanto el tratamiento de la esteoroposis más necesario.

Osteoporosis significa sencillamente “huesos porosos” y el efecto principal de la afección es hacer que los huesos trabeculares (los que se encuentran en las vértebras y el extremo de los huesos largos) sean más anchos pero más huecos, con orificios como una esponja y la pared exterior más delgada. La consecuencia es fragilidad esquelética y mayor riesgo de fracturas después de un traumatismo. Aunque se pueden encontrar remedios naturales para la esteoporosis.

Factores que potencian la osteoporosis

  • Reducción del estrógeno corporal en las mujeres desde la menopausia en adelante.
  • Edad (cuanta más edad tiene la persona, más años ha estado expuesta a la pérdida ósea).
  • Régimen alimentario deficiente con ingesta baja de calcio (puede deberse a anorexia, regímenes alimentarios para adelgazar, falta de conocimiento sobre el régimen alimentario).
  • Inactividad el hueso se remodela en respuesta a las cambiantes tensiones en el mismo.
  • Uso de corticosteroides orales de dosis alta durante tres meses o más.
  • Tabaquismo, abuso del alcohol.
  • Exceso de ejercicio temprano en la vida tan extremo que ocasionó pérdida de períodos en las mujeres.
  • Antecedentes familiares.

Fracturas como complicaciones del sistema osteomuscular

Las fracturas pueden ocurrir por traumatismo (como una caída) pero a veces son indoloras y no tienen una causa obvia.

Las fracturas por aplastamiento en la espina dorsal son comunes. Los huesos de la espina dorsal se desintegran, y la persona puede perder varios centímetros de altura y quedar con la espalda encorvada (joroba de viejo o cifosis). En los casos extremos, pueden comprimirse los pulmones, causando problemas respiratorios.

Las caídas pueden ocasionar fracturas de la muñeca (Colle).

Las caídas pueden producir fracturas de la cadera (fémur), que son comunes y costosas tanto en función de la atención sanitaria como en términos de la calidad de vida.