Compartir

piernas inquietas insomnioEl síndrome de las piernas inquietas consiste en un serie de sensaciones en las piernas que hacen que la persona afectada se encuentre incomoda y necesite cambiar de postura para aliviar esa sensación. Generalmente se da durante la noche, al acostarse aunque también puede aparecer durante el día.

Para evitar la sensación incómoda de hormigueo o molestias, puesto que no se presentan ni dolores ni calambres hay una necesidad urgente de mover las piernas o caminar con el fin de aliviar la molestia, esto genera episodios periódicos de movimiento de las piernas durante los primeros estados del sueño. Los síntomas pueden durar una o más horas.

La sensibilidad anormal se presenta ocasionalmente en la parte superior o inferior de las piernas, en los pies o en los brazos. No se conoce la causa de este trastorno que no está asociado con anomalías vasculares ni neurológicas.

Sin embargo, algunas veces este síndrome puede estar relacionado con enfermedades nerviosas periféricas. También está comprobado que el estrés empeora este trastorno que se da en personas de mediana edad y mayores.

El principal problema que acarrea el síndrome de piernas inquietas es que genera insomnio, afectando a la vida de la persona que lo padece de manera significativa.

Por la dificultad que hay para que el paciente exprese las sensaciones que tiene durante la noche o para que lo asocie con el insomnio y encuentre que este es el problema el síndrome de piernas inquietas con frecuencia queda camuflado entre otros problemas.

No existe un tratamiento conocido para el síndrome de las piernas inquietas, aunque la reducción del estrés y el aumento de la relajación muscular generalmente ayudan a disminuir los episodios de este síndrome. La relajación muscular se puede desarrollar con baños calientes, con ejercicios suaves de estiramiento, con masajes…