Dietas

Si quiere adelgazar debe aprender a comer primero

comer sanoNos «matamos de hambre» haciendo dietas, la mayoría de las veces autoimpuestas, que no son más que intentos desesperados por reducir de peso. Seguirlas nos ponen de malas, andamos con dolor de cabeza, fatigados y hasta mareados, pero nos esforzamos en no renunciar y hasta emprendemos al mismo tiempo una rutina de ejercicios.

Sin embargo, pasan unas semanas, vamos a la báscula y nos desilusionamos al ver que no hemos perdido el peso suficiente que compense todo nuestro sacrificio; es más, a veces no hemos bajado nada y lo peor de todo es que nos vemos al espejo y nuestro físico luce igual.

¿Igual? Peor, porque ahora nos sentimos con el vientre más inflamado que de costumbre. Decepcionados, arrojamos la toalla, nos olvidamos de la rigurosa dieta y nos consolamos con una abundante cena acompañada de postres o de algunos «tragos».

¿No le resulta familiar esta historia? Yo creo que un gran porcentaje de las personas con sobrepeso alguna vez han pasado por esta situación. Algunas incluso recuperan el peso perdido en cuestión de días y, además, con «rebote»; es decir, más peso de lo que se tenía antes de iniciar la dieta.

¿Qué hacer? ¿Es que siempre vamos a estar metidos en este círculo vicioso, muriéndonos de envidia al ver que otros sí bajan de peso y logran mantenerse así por muchísimo tiempo? No se desespere; yo le voy a dar la clave: el secreto es programar su mente y saber comer.

¿Suena sencillo, no? Pues lo es. Por lo menos tiene lógica.

Considere que el día tiene 24 horas y que de ese tiempo, ocho horas deben ser para alimentarnos, otras ocho para asimilar y las ocho finales para eliminar. Entonces, debemos seguir este horario para que se permita a nuestro intestino trabajar adecuadamente. Si seguimos una guía adecuada, controlada por un médico, entonces encontraremos alimentos que además nos van a resolver problemas de gastritis, colitis o estreñimiento.

Por otro lado, ponga atención en la manera en que usted digiere sus alimentos. Autocalifíquese: ¿cumple o no las siguientes recomendaciones?

  • Coma despacio, masticando los alimentos adecuadamente hasta formar una papilla. Esto facilita su digestión y el aprovechamiento de elementos nutrientes.
  • Procure comer sentado a la mesa; no parado, apurado ni en el auto mientras conduce.
  • Si siente hambre entre comidas, coma verdura o fruta en vez de golosinas o hamburguesas.
  • Beba por lo menos ocho vasos de agua al día, lo equivalente a dos litros.
  • Evite refrescos y bebidas alcohólicas.
  • Prepare los alimentos con cantidades moderadas de sal.
  • Ase las carnes, no las fría, y mucho menos con manteca de cerdo.
  • Si hace comidas empanadas, evite consumir cereales en el mismo día.
  • Consuma huevo sólo cada tres días y evite combinarlo con embutidos o queso.
  • Consuma una cantidad mínima de 15 gramos de fibra natural diariamente.
  • Desinfecte las verduras usando jabón neutro y cepillo. Si las come crudas, desinféctelas con cloro, yodo o plata coloidal.
  • Consulte la pirámide alimenticia para llevar un control de las raciones y sus aportes alimenticios.

Si no cumple con una o más de las recomendaciones anteriores, es muy probable que ésa sea la razón por la que usted no pierde suficiente peso o volumen. Además, una dieta autoimpuesta no le da ninguna referencia sobre cuáles son sus valores y fundamentos de nutrición.