Compartir

sexo tras el partoPreferentemente debe esperarse para volver a tener relaciones sexuales tras el parto hasta que se haya llevado a cabo el examen rutinario postnatal (aproximadamente unas seis semanas después del nacimiento) y habiéndose confirmado la correcta cicatrización de la herida y la involución del útero.

Prevenir un nuevo embarazo

Si no desea quedar embarazada inmediatamente:

  • Deberá recurrir a los métodos anticonceptivos .
  • No se fíe de que la alimentación materna impide la ovulación. Aún cuando todavía no haya tenido un periodo normal, puede ser fértil.
  • Muchas mujeres recuperan su ciclo menstrual a las seis semanas del nacimiento, otras pueden necesitar meses, y algunas nunca recuperan lo que consideraban normal (por la cantidad o/y la duración).
  • Hay métodos de control de la natalidad que pueden no ser adecuados inmediatamente después de la cuarentena y, por lo tanto, es prudente discutir el problema con su pareja y con el médico.

Fisiológicamente la vagina puede estar extraordinariamente sensible durante los primeros diez días después del parto, o durante varias semanas si le practicaron una episiotomía o se produjo un desgarro vaginal. Infrecuentemente las primeras relaciones sexuales pueden ser dolorosas debido a los diferentes cambios anatómicos en el canal del parto y por falta de flujo hormonal, lo que puede resolverse con el uso de cremas lubrificantes. Tras el parto puede notar que la vagina ha perdido cierta elasticidad, lo que da como resultado una relación menos satisfactoria para usted y supareja.

  • Puede dar tono gradualmente a los músculos de la vagina practicando gimnasia adecuada.
  • Debe informarse sobre la posibilidad de la fisioterapia postparto para recuperar la eficacia del suelo pélvico (conjunto de músculos y estructuras de la pelvis que mantienen el útero y la vejiga). Es de suma importancia para así evitar en el futuro problemas de prolapso uterino (caída de la matriz) y problemas de incontinencia de orina.

La relación con su pareja

Él puede sentirse apartado de la relación que se desarrolla entre usted y el bebé, y puede necesitar que le tranquilice acerca de su continuo afecto y atención.

Del mismo modo que él necesita darse cuenta de que usted pasa por un difícil periodo de adaptación tras el parto, también usted debe procurar comprender que él puede sentirse confuso y vulnerable, porque ya no goza de su atención exclusiva.

Interesarse conjuntamente por el desarrollo y bienestar del bebé hará que las cosas se pongan en su lugar y que se establezca la nueva vida familiar.