Compartir

prevención salud mujerEs un buen momento para tomar las riendas de tu salud y estar atenta a los futuros riesgos.

Es cierto, las mujeres vivimos más años. En cambio, muchas enfermedades son más frecuentes en las mujeres. Dolencias cardíacas, depresión, osteoporosis, diabetes o alteraciones del sistema inmunológico son algunas de las afecciones más comunes. Aunque el riesgo puede reducirse con vigilancia y adoptando un estilo de vida sano, la treintena es una edad en que la que la prevención empieza a ser importante. Esto lo que podemos hacer para prevenir:

Cáncer y salud de la mujer

Cuando las mujeres no fumábamos, los médicos pensaban que éramos inmunes al cáncer de pulmón. Hoy, como consecuencia de nuestra adicción al tabaco, ese tumor comparte con el cáncer de mama el ‘título’ de primera causa de muerte entre las mujeres. El tercer cáncer más frecuente es el colorrectal.

¿Qué podemos hacer para reducir los riesgos? Deja de fumar de inmediato y sigue una dieta sana, rica en fibra, con frutas, verduras y aceites de pescado y oliva. Practica ejercicio y evita el sedentarismo. Si tienes antecedentes familiares de cáncer de colon, consulta la necesidad de hacerte una colonoscopia.

Depresión

Las mujeres tenemos más del doble de riesgo de padecerla que los hombres. La edad de mayor frecuencia abarca desde los 18 hasta los 45 años.

¿Cómo podemos prevenirla? Consulta con el médico al menor signo de depresión, come de una forma sana y vigila las alteraciones hormonales. Combate el estrés con buenas compañías, vida al aire libre, actividad física o voluntariado. Se trata de ‘salir de ti misma’. Comparte las frustraciones con personas de confianza y aprende técnicas de relajación. También puedes hacerte con un animal de compañía.

Osteoporosis

El 80% de los afectadas por la osteoporosis son mujeres. La enfermedad se va instalando, silenciosamente, desde la juventud.

¿Qué hacer para prevenir la osteoporosis? Sigue una dieta rica en calcio (1.500 mg al día), vitaminas y minerales y haz una vida al aire libre (para conseguir la vitamina D que permite asimilar el calcio). Realiza algún tipo de ejercicio a diario.

Diabetes (del tipo II)

Es una enfermedad autoinmune que, si no se controla, supone un gran deterioro de la calidad de vida y salud de la mujer. Sus secuelas son: mayor riesgo de problemas cardiacos, apoplejía, enfermedad renal, pérdida de visión y problemas de circulación.

¿Qué hacer para prevenir los riesgos? Evita el exceso de peso, las grasas saturadas y sigue una dieta rica en fibra pescados, frutas, verduras, legumbres y cereales. No hagas una vida sedentaria.