Compartir

mini test estresTras el estrés ocultamos nuestro miedo a no estar a la altura de las circunstancias. Con unas sencillas técnicas puedes aprender a salir del estrés y  relajarte.

El estrés y los hábitos de consumo

El estrés causa ansiedad y depresión. Es enemigo de la lucidez y, si no se controla a tiempo, puede afectar a la salud.

Si eres de esas personas a las que les gustaría llevar una existencia menos acelerada y más satisfactoria, recuerda que salir de la trampa de la prisa no es tan difícil si decides poner manos a la obra y empezar a simplificar tu vida.

Se trata de identificar de qué manera estamos malgastando tiempo y dinero, y de tomar medidas para reducir este despilfarro de energía.

¿A dónde se va el tiempo? Para la mayoría de la gente, buena parte del día se va en trabajar y en trasladarse de casa al trabajo.

Pero también la sociedad de consumo, que nos incita a comprar más y más cosas, nos roba gran parte de ese tiempo que podríamos dedicar a hacer lo que nos gusta. ¿Te has parado a pensar que todo lo que compras necesita cuidados?

Cada sillón, lámpara o electrodoméstico que compramos necesita limpieza, atención, espacio para guardarse y un cierto mantenimiento. Aplica la regla de oro de las ‘tres erres’: reduce, recicla, reutiliza.

Si lo analizas en profundidad, descubrirás que detrás de salir del estrés lo que hay es miedo a no estar a la altura de las circunstancias, pensando y sintiendo que no podemos con las responsabilidades. Querer controlarlo todo también es un síntoma de inseguridad.

Una persona relajada permite que todo lo que sucede a su alrededor fluya de forma natural y no siente la necesidad imperiosa de tenerlo todo bajo control.

Vigila si sufres los síntomas

El estrés es señal de que uno está pensando y actuando de manera equivocada. Presta atención a tus emociones, escucha lo que realmente sientes en lo más profundo, y no te limites a echar la culpa a los demás, rumiando tu desvalimiento o tratando de quedar por encima a toda costa.

Cuando notes los músculos tensos y la sensación de que un conflicto está a punto de estallar, relájate. Observa las señales que te manda tu cuerpo y dedica un par de minutos a aflojar la tensión allí donde la sientas.

Siete pasos para salir del estrés

  1. Define lo que más te importa. Establece qué es lo más prioritario en tu vida. El primer paso es tener claro lo que quieres. 
  2. Deja de atesorar objetos. Tira todo lo que ya no te sirva o no hayas utilizado en el último año. 
  3. Revisa tus relaciones personales. Para que algo nuevo entre en tu vida, antes tiene que salir lo viejo. 
  4. Empieza bien el día. Lo mejor es dejar preparado la víspera todo lo que vas a necesitar al día siguiente. Desayuna despacio. 
  5. Tómate las cosas con calma. Piensa que puedes inmunizarte contra el estrés reaccionando de manera adecuada. 
  6. Dedica a diario un rato para hacer lo que te guste. Recuerda que tu lado emocional también necesita atención. 
  7. Cultiva tu intelecto. Ya no hay excusa para no leer un buen libro o escuchar música.