Compartir

Robledillo de Gata turismoSituada en el noroeste extremeño de la Sierra de Gata y oculta en las profundidades de un angosto valle, encontramos Robledillo de Gata, esta localidad ha conservado como ninguna otra su arquitectura tradicional y su sabor medieval.

Su estampa en apariencia destartalada y caótica, con estrechas calles, oscuros soportales y un intrincado laberinto de empinados callejones que bajan al río, esconde sorprendentes secretos.

Merece especial mención la rareza del edificio parroquial, cuya planta es totalmente hexagonal y su gran pórtico, circular.

También hay que contemplar la iglesia de la Asunción, construída en el siglo XVI, que guarda en su interior un precioso artesonado mudéjar que da protección a las urnas donde se velan un San Miguel y un Cristo articulado, que cada Viernes Santo sube a la cruz.

Cercado por la naturaleza más silvestre, Robledillo de Gata se asoma desde su ladera montana a un paisaje que le envuelve de sonidos y numerosos colores entre el suave murmullo del río Árrago y los verdinegros de árboles y pizarras.

Aquí todavía se peina la tierra con el arado romano tirado por bestias y las albercas árabes recogen el agua.

Se trata sin lugar a dudas de un lugar donde poder escarse a una casa rural y disfrutar de unos días de tranquilidad en un entorno lleno de encanto.

Cómo llegar Robledillo de Gata: en Cáceres se coge la N-630/E-803 hasta Alconétar y, ahí, la C-526.