Compartir

remedios caseros picadurasLas mordeduras de serpiente y las agresiones de los insectos son difíciles de prevenir, pero hay remedios caseros que alivian el dolor, mitigan la inflamación y evitan complicaciones.

En algunas ocasiones un ejército de insidiosos y diminutos seres nos amenaza por tierra y aire, sobre todo cuando cambiamos el asfalto por los placeres de la naturaleza. Si quieres paliar las molestias que causan, sigue estos remedios caseros:

Picaduras de mosquitos, hormigas y arañas

Para prevenirlas, además de utilizar los repelentes habituales, sigue una dieta rica en ajo y cebolla, en vitamina B1 (presente en los cereales, las vísceras y la levadura de cerveza) o en zinc (ostras, carnes rojas y cereales enriquecidos).

Esto genera un olor especial en nuestro cuerpo que ahuyenta a los insectos. Si ya te han picado, algunos dermatólogos proponen aplicar barro sobre la picadura. También alivian el dolor y el picor las compresas de vinagre, el amoniaco, el agua con bicarbonato y el hielo.

Picaduras de abejas y avispas

Cada año, alrededor de 600.000 españoles sufren reacciones alérgicas por las picaduras de abejas y avispas. Unas 20 personas fallecen por “shock” anafiláctico, una reacción muy grave cuyos síntomas son mareo, dificultad para respirar, opresión en el pecho, vómitos y pérdida de consciencia.

En estos casos, los pacientes requieren el ingreso inmediato en urgencias. Cuando la reacción es leve se les recomienda inmunoterapia, que consiste en la inyección de pequeñas cantidades de veneno del insecto para que el organismo se acostumbre a él. En ningún caso debes retirar el aguijón de un tirón, porque liberarás más veneno al apretar la bolsa de ponzoña adherida a él.

La mejor forma de quitarlo es rascando con una tarjeta de crédito. Si quieres prevenir la inflamación, coloca una aspirina humedecida sobre la picadura. Para mitigar el dolor, bastará con que tomes un analgésico.

Picaduras de serpientes

En España hay dos víboras venenosas: la ‘Vípera aspid’, en el norte y la ‘Vípera latasti’, que se extiende por el resto del territorio. Su mordedura deja dos puntos separados entre si unos 8 mm.

Dependiendo del veneno que haya penetrado, puede producir en el herido una leve hinchazón o daños más graves, como un fallo renal o hemorragias graves.

Ante una mordedura, esto es lo que debes hacer:

  • Lleva urgentemente al afectado al médico y observa la serpiente para poder identificarla. Si no es venenosa, el médico se limitará a desinfectar la herida.
  • No hagas torniquetes, cortes ni chupes el veneno, pues apenas se extrae el 5%.
  • Procura que el afectado no se mueva y haz que mantenga la mordedura por debajo de la altura del corazón.
  • Si la herida está en una extremidad, entablíllala para evitar contracciones musculares bruscas que extenderían el veneno.