reikiLos orígenes del Reiki se remontan a las escrituras sagradas de la India. Se traduce como energía universal y consiste en un sistema de sanación natural que recurre a los poderes de esta energía.

El reiki trabaja directamente con el ser humano, quien es utilizado como canal a través del cual pasa esta energía depositándose en el sector que necesita ayuda. La persona recibe la sanación desde las manos del practicante, quien sólo las posa sobre el lugar afectado.

El Reiki es una disciplina que captura la energía universal y, a través de las manos, sana molestias físicas y espirituales.

Pero no sólo el dolor físico puede ser sanado por el Reiki, sino también los problemas emocionales. La superioridad y perfección de esta fuerza hace posible que pueda actuar en los más diversos niveles. Al utilizar una energía superior nos vamos contactando cada vez más con planos más elevados, lo que nos va ordenando mental y físicamente.

El tratamiento consiste en acostar al paciente y tocar partes determinadas del cuerpo como cabeza, tórax, piernas o espalda. La recuperación dependerá de la gravedad del problema. En el caso de una persona estresada, podrá sentir su efecto en los primeros 20 minutos (cuando cae dormida profundamente) y en el de una enfermedad terminal, en varias sesiones. En este último caso disminuye el dolor, elimina el miedo y la rabia.

A diferencia de lo que muchos puedan pensar, este contacto puede ser efectuado por cualquiera. Sólo se necesitan las ganas, ser perseverantes y, por supuesto, tomar un curso de Reiki. En ellos las personas se interiorizan en lo que es el reiki, experimentan los primeros contactos y comienzan a practicar con sus compañeros o con ellos mismos.

Orígenes del Reiki

La técnica se basa en las enseñanzas de Mikao Usui, catedrático de una universidad en Kyoto (Japón), a quien sus discípulos le cuestionaron cómo era posible que Jesucristo o Buda curasen solamente con las manos. Al no poder hallar una respuesta clarificadora, su tarea consistió en indagar.

Tras 15 años de búsqueda, en un templo Budista hallo unos Sutras, manuscritos en lengua sánscrita (antigua lengua de los brahmanes), en donde se trasmitía este conocimiento (de más de 2.500 años de antigüedad).

El Doctor Usui estudió profundamente los Sutras y luego de un retiro y ayuno de 21 días en el monte Kurama (Japón) tomó forma lo que él denominó Reiki Método Usui. Muy popular hasta la segunda guerra mundial en Japón, el método fue aprendido por unos dos mil japoneses, dieciseis de los cuales siguieron con Usui hasta convertirse en Maestros.