Belleza

Reglas de oro para una piel sana y bien cuidada

Compartir:

piel sanaSi cada vez que nos acostamos sin desmaquillarnos o nos sentamos “un ratito” al sol sin fotoprotector nos acordáramos de que toda nuestra apariencia depende de la condición de la epidermis, que mide menos de un milímetro, probablemente cambiarían nuestros hábitos dañinos.

La piel es la barrera al mundo externo que actúa como protector físico y parte de un complejo sistema inmunológico.

La epidermis, capa visible de la piel, se renueva mágicamente cada 28 días: el proceso empieza en las capas más profundas de la epidermis, donde constantemente se forman células nuevas. A medida que éstas maduran, lentamente se dan paso hacia la superficie, donde pierden la humectación y mueren. Pese a que la condición de la piel del rostro es extremadamente vulnerable, porque está directamente expuesta a los efectos del medio ambiente, su tipo también depende de factores genéticos o hereditarios.

Diferentes tipos de piel

Grasa – propensa al acné. La mayoría de las personas sufrieron de acné (en distintos grados) durante la adolescencia.

  • Su piel se ve brillante.
  • Presenta protuberancias indefinidas bajo la piel.
  • Tiene los poros abiertos y grandes.
  • Salen espinillas sin razón aparente.
  • A media tarde, el rostro se siente sucio y grasoso.

Seca – deshidratada. Causado principalmente por la falta de humectantes naturales o el daño de la capa protectora de la piel. La piel seca y sin hidratación es un problema muy común aunque varían sus grados de deshidratación.

  • La piel se siente tirante.
  • La sensación de incomodidad de la piel aumenta con el estrés.
  • La contaminación hace sentir la piel rígida.
  • Las líneas de expresión se ven más definidas.
  • Puede experimentar picazón.

Dañada por medio ambiente (hiperpigmentación o envejecimiento precoz). Las personas que se han expuesto al sol sin protección, fuman, beben alcohol y están (o estuvieron) sometidas a medicamentos, además de los agente contaminantes del aire, generalmente poseen pieles envejecidas, manchadas o despigmentadas y sin elasticidad.

  • Las líneas de expresión se sienten secas y se profundizan.
  • La piel tiene un aspecto envejecido.
  • Aparecen “cabezas de venas” en el rostro y pecho.

Las reglas de oro para una piel sana

Limpieza

Todos los tipos de piel necesitan una limpieza diaria a fin de mantenerla sana. En climas contaminados por el smog, es recomendable un aseo diario de la piel con productos no-abrasivos, no irritantes, de Ph similar al de la piel para desobstruir los poros y mantener la hidratación adecuada.

Desmaquillante versus limpiador

Quitarse el maquillaje no es lo mismo que limpiar el rostro. Los desmaquillantes ayudan a arrastrar los cosméticos de la piel. Sin embargo, un limpiador adecuado para el tipo de piel es el que elimina todos los residuos, tanto del maquillaje como agentes contaminantes y bacterias que se acumulan durante el día. De esta forma, el rostro queda preparado para el tratamiento humectante.

Frecuencia de limpieza

Los expertos recomiendan limpiar el rostro dos veces al día: en la noche y en la mañana, a fin de eliminar los vestigios de las cremas humectantes nocturnas.

Limpieza de cutis

Sirven de coadyuvante de tratamientos dermatológicos como el acné, la rosácea. Pero deben ser hechos por personas idóneas en el tema. Es más, a veces los tratamientos cosmetológicos pueden ser perjudiciales en algunas patologías o pieles muy sensibles.

¿Exfoliación?

Sirven para casos de acné, pieles grasas o en caso de querer una limpieza más profunda. Sin embargo, el abuso del exfoliante puede aumentar la irritación de pieles sensibles o alterar la composición química de la piel. Es aconsejable consultar con un especialista.

Y los puntos negros…

No se deben sacar en la casa, ya que generalmente tienden a infectarse y se pueden producir lesiones que llevan a marcas y cicatrices.

Humectación

Todos los tipos de piel necesitan humectantes y se deben utilizar tanto en la mañana como en la noche para mantenerla hidratada y sana. La elección de las cremas depende del tipo de piel. Para las más grasas, se recomiendan las de texturas más líquidas, en gel o loción. Mientras que las pieles secas necesitan mayor concentración de agentes humectantes.

Humectante de día

Necesariamente debe tener SPF 15 como mínimo. Si la crema humectante no cuenta con filtro solar, se debe aplicar un protector después de la crema de hidratación, incluso en los días nublados.

Humectante de noche

La regeneración celular tiene un comportamiento distinto mientras se duerme. No son necesarios los protectores solares pero la piel debe estar humectada mientras descansa.

La aparición de líneas de expresión en hombres y mujeres es un proceso natural y le otorgan carácter y expresión al rostro. Sin embargo, las líneas de expresión tienden a profundizarse en personas que gesticulan mucho, que bajan bruscamente de peso, fumadores así como en pieles fotoenvejecidas (expuestas al sol).

Cuidado del contorno de ojos

Esta zona está compuesta por una piel más delicada que la del resto de la cara y es muy importante mantenerla limpia e hidratada con humectantes específicos.

Pese a que la hidratación no borrará las líneas de expresión, ayuda a que la piel se sienta más suave y flexible. Recuerde que el mayor daño es causado por el sol, por lo que es necesario aplicar un protector solar todos los días.

Disminución de las líneas de expresión

Los únicos productos que ayudan a disminuir las líneas de expresión son aquellos que contengan ácido glicólico y ácido retinoico, ya que actúan a nivel del colágeno de la dermis, dando mayor estabilidad y elasticidad a la piel, que es lo que se va perdiendo con el pasar de los años.

Mitos

  • A mayor cantidad de crema, mayor grado de humectación. Falso. Mientras más crema, se pueden obstruir los folículos y surge el acné cosmético. Los mismo sucede con el maquillaje.
  • La elección de tratamientos se basa según la edad. Falso. No hay productos para determinada edad sino para los tipos de piel.
  • Una buena piel no necesita cremas. Falso. Los agentes externos, como el sol, el smog, el cigarrillo, despojan a la piel de su humedad natural y base protectora.
  • Si no se usa maquillaje, no es necesario limpiar el rostro. Falso. Siempre se debe utilizar un limpiador adecuado para el tipo de piel a fin de eliminar residuos y suciedad que no es visible.