Compartir

reflexologia puntosLa práctica de la reflexología está basada en estimular ciertos puntos de nuestro cuerpo y a través de ese estímulo conseguiremos aliviar tensiones y problemas de salud en otras partes del cuerpo. En este post queremos dedicar la reflexología aplicada a los pies ya que existen muchos puntos en ellos que mejoran el resto del cuerpo.

La forma de practicar la reflexología podal consiste en aplicar al paciente una serie de masajes que se verán reflejados en otros órganos del cuerpo y conseguir, por ejemplo, la reducción de un dolor o aliviar una tensión muscular y es que el cuerpo humano es una máquina compuesta de cientos de mecanismos que unen unas zonas con otras como si habláramos de un motor eléctrico con sus diferentes cables y funciones.

Las zonas o puntos de los pies que corresponden a otras partes del cuerpo son muy amplias y por ejemplo que las yemas de los dedos de los pies corresponden al aparato respiratorio como la traquea, la laringe, los pulmones, etc.

El sistema digestivo está relacionado en reflexología podal con la parte media-central de la planta del pie y el talón se corresponde al sistema nervioso donde incluímos el cerebro y los órganos sensoriales como el oído, los ojos,etc.

Aunque son muchos puntos los que reflejan a través del pie el resto del cuerpo humano como las hormonas de crecimiento o sexuales, el aparato urinario, las vértebras, los riñones, la vejiga, etc…Cualquier parte del pie se comunica con el resto del cuerpo y notarás alivio y salud si practicas la reflexología podal de vez en cuando, eso sí, se trata de una práctica que siempre debemos realizarla en manos de profesionales y complementar con una visita a un especialista médico si existiera algún tipo de dolencia que un reflexólogo no pueda sanar.