Compartir

nutrición menopausiaHablamos de una etapa temible para muchas mujeres, pero con lo que hoy se sabe, no hay por qué sufrir cuando pasa por ella.

La menopausia es una época de la vida donde se producen muchos cambios hormonales que afectan de diferente manera a cada mujer aunque en todos los casos se deja de tener menstruaciones. Se debe dejar pasar un año desde la última menstruación, para decir que se está dentro de esta etapa.

Suele ocurrir naturalmente, con mayor frecuencia después de los 45 años. La menopausia se produce porque los ovarios de la mujer dejan de producir las hormonas estrógeno y progesterona y existen síntomas muy peculiares en esta etapa, como calores, sudoración nocturna, cambios de humor, sequedad vaginal… Algunas enfermedades, como la osteoporosis y el cáncer de mama, son un riesgo importante en esta etapa.

4 recomendaciones nutricionales

La alimentación es un factor crucial en esta etapa, ya que podemos ayudar a prevenir las enfermedades anteriormente mencionadas así como disminuir los síntomas de esta etapa de la vida.

  1. Para mantener los niveles de calcio, por ejemplo, es muy importante consumir lácteos dos veces por día. También es importante reducir el consumo de sal, ya que el sodio aumenta la eliminación de calcio a través de la orina.
  2. El consumo de cigarro, alcohol, cafeína y alimentos con mucho azúcar aumentan los cambios de humor, así como los sofocos, comúnmente conocidos como bochornos, y los trastornos urinarios que se presentan frecuentemente en esta época.
  3. Es muy importante el consumo de los fitoestrógenos que están presentes en la linaza, verduras, cereales y legumbres, ya que estos actúan de manera similar a los estrógenos y ayudan a aliviar naturalmente algunos síntomas.
  4. Hay que tomar aproximadamente dos litros de agua al día no sólo porque se recomienda para adelgazar sino para hidratarse y evitar la resequedad de la piel y las mucosas, como la que recubre la vagina.