Compartir

quitar las arrugasAunque hay que admitir las arrugas como un síntoma del envejecimiento de la piel (a veces prematuro), a nadie le gusta su presencia. Además, en la mayoría de los casos, se manifiestan acompañadas de falta de luminosidad y aspereza cutáneas.

Si eso ocurre por fuera, por dentro, en la dermis, va disminuyendo progresivamente la producción de colágeno y elastina en las fibras responsables de mantener la piel tersa y flexible. Está demostrado que este proceso se puede frenar o ralentizar. Sin olvidar sustancias tan eficaces como el retinol, los últimos estudios dan un paso adelante para quitar las arrugas con nuevos cosméticos capaces de ‘planchar’ las arrugas con mayor rapidez.

Los primeros síntomas

Cada arruga está ligada a la contracción repetida de un músculo. Las horizontales de la frente, las nasogenianas (entre la nariz y la boca), las patas de gallo, las del contorno de la boca o las del entrecejo son consecuencia del continuo trabajo de los músculos faciales. Las primeras arrugas de expresión surgen hacia los 30 años en la frente, el entrecejo y alrededor de la boca. Una década más tarde se aprecian claramente las patas de gallo y se afianzan las arrugas de la boca.

Marcas de madurez

A partir de los 40 años, la epidermis se va afinando, la piel reduce su grosor y las fibras de elastina, que sujetan la epidermis, se relajan. Al perder elasticidad los tejidos cutáneos la dermis se va debilitando y esto favorece la formación e instalación de arrugas.

Hacia los 50 años se marcan con nitidez el surco nasogeniano y las llamadas arrugas de león (verticales, en el entrecejo). Pero, no siempre sucede así. Los cuidados que se lleven a cabo, las condiciones medioambientales y la herencia genética alteran estos parámetros.

Un masaje para alisar el cutis

Sigue la técnica del ‘desenrollado‘ para quitar las arrugas, que consiste en aplicar el suero o la crema mediante movimientos de alisado y siempre en el mismo sentido.

  • En la frente, desde la ceja hasta la raíz del pelo, presiona suavemente con las palmas de las manos. 
  • En el cuello, también con las palmas de las manos, aplica el producto desde la barbilla hacia el escote. Notarás como se tensa la piel del cuello. 
  • En el rostro, estira ligeramente la piel desde el centro hacia fuera para levantar los rasgos y actuar en sentido contrario a la gravedad.

Los ingredientes más eficaces para quitar las arrugas

Estas sustancias se presentan avaladas por estudios ‘in vitro’ y sistemas de evaluación que demuestran cómo llegan al corazón de las arrugas para combatirlas. La vitamina A y sus derivados, como el retinol, han demostrado su capacidad regenerativa en los tratamientos antiarrugas y, aunque siguen estando en muchos tratamientos, hay nuevos activos que calan más hondo en el nacimiento y la formación de las arrugas.

Van dirigidos al origen del problema, a mejorar la comunicación intercelular y a potenciar los recursos naturales de la piel para que ella misma luche contra el envejecimiento.

Algunas sustancias dispersan la luz que se refleja sobre el cutis o rellenan las pequeñas arrugas con partículas microscópicas invisibles por tener el mismo índice de refracción que la piel. Los resultados  de quitar las arrugas son inmediatos y el efecto tensor puede durar más de una hora.

Que la felicidad ilumina la cara es un hecho. Ahora, un tratamiento antiedad es capaz de acelerar la producción de endorfinas en las células cutáneas. Estas moléculas tienen efectos beneficiosos sobre los sueños, la imaginación, la euforia o la percepción del dolor e influyen también en el estado de la piel. Si estimulamos su presencia mejoran todos los mecanismos dérmicos.

Se ha confirmado la importancia de determinados nutrientes para el buen estado de la piel. Así, el licopeno (pigmento sintetizado por el tomate) es un potente antioxidante.

Fórmulas innovadoras relajan las contracciones causantes de las líneas de expresión con sustancias como el B-Neutrox o el D-Contraxol, como si fueran ‘Botox‘ cosméticos.