Compartir

mamografia cáncer de mamaLas mamografías de ‘screening’ (anuales o bianuales en mujeres de 50 o más años) es el único medio de detectar los tumores antes de que sean palpables. En los últimos años se está observando un mayor número de casos de cáncer de mama en mujeres entre los 40 y 50 años, lo que ha condicionado la inclusión de este grupo de edad (40-49) en los programas periódicos de detección precoz.

El objetivo de la mamografía de ‘screening’ es obtener un diagnóstico fiable y temprano, dentro de la población femenina sana, de aquellas mujeres afectadas por tumores en estadios iniciales para mejorar su pronóstico. El cáncer de mama es el más frecuente en la mujer y tiene una alta mortalidad si no es detectado pronto. Se estima que el tiempo que transcurre desde que aparecen las lesiones precursoras hasta que existe diseminación sistémica es de 8 a 15 años.

Existe una etapa subclínica del tumor, cuya duración media es de uno a tres años, en la que es asintomático y no es detectado por exploraciones médicas corrientes. Hay una fase clínica en la que se manifiesta en forma de bulto o tumoración, acompañado o no de otros síntomas, como retracción del pezón, palpación de ganglios axilares, secrección del pezón, agrandamiento de la mama, erosión y costra o picor del pezón. Es necesario realizar un tratamiento eficaz en etapas iniciales de la enfermedad.

La supervivencia al cáncer de mama está relacionada con el estadio hallado en el momento del diagnóstico y con el tratamiento efectuado. Por ello, deben realizarse pruebas adecuadas para la detección en la etapa subclínica. Las más básicas, como la autoexploración mamaria mensual y la exploración médica mamaria periódica, no han demostrado ser útiles para disminuir la mortalidad, ya que para poder palpar un tumor éste debe tener un diámetro de 1,5 a 2 cms. La mamografía es eficaz en la detección temprana de imágenes de sospecha no palpables.

Limitaciones importantes

Falsos negativos. Son más frecuentes en las mujeres jóvenes debido a la alta densidad mamaria que presentan. Hasta un 25% de los cánceres de mama pueden no ser detectados por mamografía en mujeres menores de 50 años, frente a un 10% de fallos en mujeres mayores de 50 años. Estos falsos negativos se reducen bastante si se realiza una ecografía mamaria complementaria.

Falsos positivos. También son más comunes en mujeres jóvenes, debido a la alta densidad mamaria. Por ello, es importante, en caso de duda, la realización de una ecografía mamaria.