Compartir

qué come un bebe recien nacidoLa llegada de un bebé es la cosa más maravillosa del mundo. Pero lo que muchas mamás primerizas no saben o no se les cuenta es que también es algo muy duro. Influyen factores varios, los principales son los hormonales, ya que perdemos muchísimas en el parto y eso nos deja el humor y el estado de ánimo y plenitud que teníamos durante el embarazo por los suelos. A veces existe también la depresión post parto. Pero aun sin tenerla, no siempre se piensa con claridad, si a esto le acompaña la presencia de un nuevo ser pequeñito pero que da muchas responsabilidades y miedos, lloros y alimentación, es lógico que no nos sintamos con fuerza o estemos desorientadas los primeros días.

La lactancia en si también se complica muchas veces. Es muy bonito ver en otras mamás o en películas como ponen al bebé a la teta ¡y hala, a comer se ha dicho! No siempre es así, existen complicaciones para la mamá como: las grietas en los pezones, la no subida de la leche, pezones invertidos y para el bebé como: que no se agarre bien, que no succione bien, y esto provoca daños en los pechos de mamá…

En muchos hospitales antes del parto, durante la dilatación, te preguntan si deseas amamantar a tu hijo con el pecho. Si la respuesta es que si, en el mismo paritorio comienza el proceso de lactancia con tu recién nacido.

Enseguida de ponértelo encima, que lo veas y si lo pesan y le hacen las cositas pertinentes que son unos minutos escasos, ya te lo colocan y te dicen que lo pongas a lactar. Para aquellos que no saben lo que comer un recién nacido, lo primero que sale del pecho se llama calostro, no es la leche que saldrá mas adelante pero es suficiente para las primeras horas y días. El bebé no solo coge el pecho para alimentarse, también es su vínculo con la mamá, ya que acaba de salir a un mundo frío y desconocido, y el calor y tranquilidad que transmite la teta, solo lo consigue de esta manera. Por eso se dice también que la cogen de chupete, aun sin hambre, porque se sienten más seguros.

Al día o dos días sube la leche y el pecho crece considerablemente. El bebé durante sus primeras horas mama a demanda, cuando llora se le ofrece, aunque como he dicho antes, muchas veces llora y solo con el contacto del pecho, sin llegar a mamar, se quedan dormidos y tranquilos, con el calor y contacto de mamá. El resto de días se le seguirá ofreciendo el pecho a demanda pero ya con unas pautas y horas determinadas.

Por lo general la adaptación a la lactancia dura unos días o semanas, pero una vez cogido el truco la cosa cambia. Hay que tener paciencia y por supuesto hay que respetar a las mamás que no quieren dar el pecho o no pueden.

Los bebés que no toman pecho toman biberón desde que nacen también, y se crían muy bien. El médico dará las medidas correspondientes según la edad del bebé, y aunque es mas fácil y cómodo, te pueden ayudar otras personas a hacerlo, es menos beneficioso para el recién nacido.