Compartir

cuidar pelo del solEl verano es una época dañina para el pelo porque el calor y el sol resecan su fibra y degradan el color, aunque no hay que olvidar que no es la única época en la que brilla el sol, y por tanto no debemos dejar los cuidar nuestro pelo del sol el resto del año.

Todos los elementos que más lo estropean le atacan: sol, agua de mar o clorada de piscina, viento caliente y aire acondicionado seco. Si, durante todo el año, la rutina del cuidado del pelo pasa por la aplicación de un acondicionador después de cada lavado (es como la crema hidratante para la cara) y un poco de suero en las puntas y una mascarilla por todo el pelo, una vez por semana, durante el verano estos pasos son imprescindibles para evitar ese aspecto mate, fosco y áspero característico del pelo seco.

Así debes cuidar tu pelo del sol:

  • No lo laves con agua muy caliente, porque lo resecarás más. Si tienes el cuero cabelludo graso, irritarás las glándulas sebáceas.
  • Prescinde del secador o ponlo en la temperatura más baja y a una prudente distancia del pelo (10 cm). Si te haces el ‘brushing’ o alisado en la peluquería, no dejes que te apoyen el secador sobre la mecha, aunque se marque mejor.
  • No utilices planchas o tenacillas sin aplicar antes un protector térmico que recubra la fibra capilar y la proteja.
  • Cepilla el cabello de forma suave, sobre todo cuando esté mojado, su estado más frágil. Para facilitar el desenredado, si tienes el cabello muy fino y largo, utiliza un spray especial.
  • Si no tienes que retocar el tinte que ya llevas o las mechas, pospón la coloración hasta el otoño. Te durará más y resultará menos agresiva.
  • Si tienes el cabello graso pero las puntas secas, aplícate sólo la crema en los extremos.