Alimentación

Propiedades del Té según sus clases

Compartir:

propiedades del teEl té, bebida imperial de la milenaria cultura china, se ha convertido en el brebaje de moda. A las conocidas variedades del negro, rojo y verde, ahora se agrega el blanco, que no sólo se bebe, sino que se utiliza en la cosmética.

Existen distintos tipos según su proceso de cultivo y producción. Los más conocidos son el té negro, el té verde, el té rojo, el té Oolong y, más recientemente, el té blanco. De ellos surgen más de tres mil variedades, todas beneficiosas para la salud, ya que contienen aminoácidos, antioxidantes, vitaminas y minerales, componentes con efectos anticancerígenos, antiinflamatorios, antibacteriales, antivirales, antihipertensivos y estimuladores del sistema inmunológico.

Se sabe que los beneficios del té incrementan en la medida en que sus hojas sufren menos alteración. Es por esto que el té verde es tan saludable. Las hojas son tratadas al vapor y no fermentadas, como son los casos del té negro y el té rojo.

Propiedades del té blanco

Más saludable aun es el té blanco. Naturalmente bajo en cafeína y muy rico en antioxidantes, este exclusivo té de sutil sabor conserva sus componentes naturales gracias a su proceso de producción. Entre sus variedades, el más escaso y preciado es el té Yinzhen, conocido como “agujas de plata”. Cultivado en la provincia china de Fujian, su exclusividad se explica porque sólo se aprovechan los brotes cerrados de las hojas. Estos son recolectados a mano durante dos días en primavera. Se necesitan 80 mil brotes para producir apenas 250 gramos de té. Luego de ser blanqueado sobre seda, el té blanco se seca al aire, sufriendo apenas tratamiento para conservar intactos sus delicados ingredientes.

Una investigación realizada por la Universidad de Oregon estableció que el té blanco contiene tres veces más polifenoles —antioxidantes capaces de combatir a los radicales libres responsables del deterioro celular— que el té verde. Esta característica lo hace particularmente apreciado por la industria cosmética, que ha demostrado resultados cien por cien mejores que los del té verde y bastante más eficaces que los de la vitamina C y E juntas. Podemos encontrar en el mercado productos fabricados sobre la base de té blanco que protegen la piel de los efectos del estrés, la contaminación y otros agresores del medioambiente. Es sólo el primer paso. Las múltiples utilidades del té blanco están aún por descubrirse.

Propiedades del té verde

Es el que goza de mejor fama por sus propiedades medicinales. Existen muchas variedades, todas beneficiosas para la salud. Investigaciones demuestran que este té, de alta concentración en antioxidantes, vitamina C, y selenio, promueve la digestión, regula la presión, previene el envejecimiento y el cáncer. Incluso se investiga la posibilidad de que efectivamente mate células cancerígenas. Utilizado tanto en cosmética como en medicina preventiva, este té de agradable sabor y bajo en cafeína es un favorito entre los fanáticos.

Propiedades del té negro

Aunque no goza de la fama saludable de los té verde y blanco, el negro aporta beneficios comparables, ya que es rico en cierto tipo de flavonoide, un potente antioxidante que prolonga el tiempo previo al proceso de oxidación en el cuerpo. Un estudio hecho en el año 2000 por el American Heart Association demuestra que el consumo de té negro relaja y dilata las arterias, incrementando el flujo sanguíneo hacia el corazón. También refuerza el sistema inmunológico, promueve la digestión, inhibe la producción de bacterias bucales y es un eficaz estimulante, dado su contenido de cafeína, el más alto entre las variedades de té.

Propiedades del té rojo

Generalmente se le confunde con el té negro debido a su similitud en el color. En algunos países se puede encontrar bajo el nombre de té rojo Rooibos. Esta variedad proviene de un arbusto del mismo nombre cultivado en las regiones occidentales de Sudáfrica. No contiene cafeína ni ácidos tánicos y su contenido de vitaminas y minerales tales como calcio, hierro, potasio, cinc, magnesio y sodio lo convierten en una infusión muy saludable. Mantiene la piel y el sistema nervioso sano, alivia dolores de estómago, náuseas, vómitos, estreñimiento e infecciones intestinales. También se destacan sus propiedades adelgazantes, más efectivas que las del té.