Compartir

problemas sexuales parejaNo siempre un problema sexual origina un deterioro de la vida de la pareja, aunque a menudo las parejas con problemas sexuales son infelices.

Los problemas sexuales suelen ser la causa de la infelicidad de muchas parejas. Por ejemplo, en aquellas parejas donde el hombre tiene disfunción eréctil, no existe problema más frustrante para el individuo y para la pareja. La desestabiliza, apareciendo dudas, reproches, o muchas veces provocan silencios.

Se deja de hablar de los problemas sexuales, fuente de insatisfacciones. Esta falta de comunicación puede extenderse a otros ámbitos, convirtiéndose en la tónica general y originando resentimiento y falta de afecto.

Aunque este no es el patrón necesario en las parejas con problemas sexuales, ocurre a menudo, desembocando en rupturas matrimoniales o divorcios.

Siendo cierto que en pareja las relaciones sexuales no son todo, no se puede sobrevivir sin ellas. La forma en la que la pareja viva el problema, sea consciente de ello y busque soluciones consensuadas es lo determinante.

En el individuo

Diferentes estudios ponen en evidencia que las personas que sufren problemas sexuales pierden autoestima, apareciendo a menudo síntomas de depresión y ansiedad. Además los sujetos sin pareja evitan establecer una relación, por sentirse inadaptados y por miedo a la reacción del otro cuando descubra el problema.