Compartir

huesos ancianos

Sin lugar a dudas la osteoporosis es una de las enfemedades de los huesos que más afectan a los ancianos, aunque no es la única:

Osteomalacia

La osteomalacia es una afección en la cual un hueso no se calcifica adecuadamente, de tal forma que es blando y débil. La causa es falta de vitamina D o trastorno de su metabolismo:

  • Problemas del aparato digestivo o insuficiencia renal.
  • Falta de exposición cutánea a la luz solar por ejemplo, en las personas mayores confinadas a su casa (se necesita luz solar para sintetizar la vitamina D en la piel).
  • Ingesta alimentaria deficiente de vitamina D.
  • Absorción deficiente de vitamina D.
  • Enfermedades renales.
  • Algunos medicamentos, por ejemplo, los anticonvulsivos.

El dolor de huesos y la sensibilidad y debilidad en los músculos asociados provocan un andar de pato y dificultad para levantarse de las sillas y subir escaleras.

Osteoartritis

En la osteoartritis, el cartílago se torna delgado en vez de grueso, como sucede normalmente en la vejez. La osteoartritis puede ser causada por:

  • Envejecimiento del tejido que se conectan entre ellos.
  • Predisposición hereditaria.
  • Articulación anormal.
  • Anomalías bioquímicas del cartílago.
  • Enfermedad inflamatoria previa de la articulación.

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una inflamación de las articulaciones. Cuando surge en la vejez por primera vez puede ser muy súbita y grave. El aspecto positivo es que puede desaparecer espontáneamente.

Diferencias entre Osteoartritis y Artritis reumatoide

Osteoartritis

  • Una o dos articulaciones afectadas, especialmente las caderas o rodillas.
  • Lesión en superficies que soportan peso (cartílago).
  • El hueso subyacente reacciona cambiando de forma.
  • El paciente no se siente enfermo.
  • La osteoartritis es el tipo más común de enfermedad de las articulaciones en las personas mayores.

Artritis reumatoide

  • Muchas articulaciones afectadas, simétricas, a menudo las manos y los pies.
  • Inflamación del tejido que reviste las articulaciones y los tendones.
  • El paciente se siente enfermo e irritable.
  • Puede darse en los jóvenes y personas de edad por igual, aunque la prevalencia aumenta con la edad; menos común en la persona mayor que la osteoartritis. Es más común en las mujeres que en los hombres.

Problemas de la vida cotidiana

Los problemas osteomusculares son las causas más comunes de las limitaciones funcionales y la inmovilidad en las personas mayores, junto con la esteoporisis. Son generalizados, discapacitantes y difíciles de tratar.