Compartir

remedios problemas estomacalesFlatulencia, indigestión, acidez, úlceras gástricas, diverticulitis… Si realizas algunos cambios en la alimentación puedes empezar a prevenir esos problemas estomacales y digestivos tan molestos.

Muchos problemas digestivos pueden evitarse simplemente vigilando todo lo que comemos. Ésta es una lista de problemas estomacales digestivos y algunas sugerencias, bastante sencillas, para poder superarlos.

Acidez

Evita todos los alimentos ácidos (en especial los preparados con vinagre), las cebollas crudas, las guindillas, el chocolate, el tomate, los cítricos, los fritos, las grasas, el café y el alcohol. Tampoco es bueno tumbarse después de comer ni los atracones. Te conviene tomar alimentos ricos en fibra (verduras, pan, arroz y pasta integral). También bebe mucho agua en las comidas y haz comidas frecuentes que no sean copiosas. La nuez vómica (nux vomica), es un remedio homeopático que alivia la acidez.

Gastroenteritis

Te conviene tomar mucho agua para reemplazar los líquidos perdidos, además de arroz blanco con zanahoria, yogur, manzana rallada, membrillo, plátano y pan blanco tostado, entre otros.

Flatulencia

Evita las legumbres, las coles (además de la col, coliflor, berza, coles de Bruselas, brócoli), las judías verdes, las bebidas gaseosas… Tampoco te conviene tener la nariz tapada; mastica chicle y no comas deprisa. Toma mucho yogur natural; infusiones de anís, menta piperita, hierbabuena, hinojo, tomillo, salvia… (las infusiones contienen aceites que asientan el estómago). Columpiarse, si te gusta, ayuda a expulsar gases.

Diverticulosis

No consumas carbohidratos refinados bajos en fibra (pan, pastas y arroz blanco; harinas blancas; dulces, bollería…), evita el café y las semillas, ya que pueden alojarse en los divertículos -bolsas en las paredes del intestino, características de la diverticulosis- y provocar inflamación. Toma alimentos ricos en fibra (por ejemplo, pan, pasta, arroz integrales, verduras de hoja verde, legumbres y fruta); avena con leche y mucha agua (al menos seis vasos al día).

Colitis y enfermedad de Crohn

No comas salvado de trigo, frutos secos, semillas, maíz y alimentos a los que seas sensible. Es bueno tomar avena cocida con leche, frutas secas, pescado, hígado y manzanas. Las personas que tengan enfermedad de Crohn deben asegurar una buena ingesta de cinc, calcio y magnesio para luchar contra este tipo de problemas estomacales.

Enfermedad celiaca

No se debe consumir trigo y cereales, ya que contienen gluten. Tampoco productos que contengan harina de trigo (como pastas, galletas, bollería…), alimentos espesados con harina de trigo y la cerveza. Pero sí conviene tomar: frutas, verduras frescas, legumbres, frutos secos, queso, arroz y patatas.

El estrés, el colon irritable y los problemas estomacales

También en esto salimos peor paradas: el síndrome de colon irritable afecta dos veces más a mujeres que a hombres. Lo que algunas no saben aún es que no sólo se produce por efecto de la dieta, sino como consecuencia del estrés. Si ése es tu caso, además de vigilar la alimentación, debes evitar las situaciones estresantes y recurrir a técnicas de relajación. En cuanto a la dieta, debe incluir 18 gr. de fibra (procedente de alimentos comunes, no de salvado, que irrita el colon), especialmente fibra soluble (en manzanas, peras, dátiles, avena, centeno, cebada). Tres buenas recomendaciones: el yogur natural bio, beber mucha agua y evitar las grandes comidas.