Compartir

problemas cabello

No me dura nada limpio

Las causas de que el pelo se ensucie enseguida son varias: vives en un ambiente muy contaminado, te tocas continuamente el cabello, tienes mucha grasa o no utilizas el champú adecuado. Sabrás si tienes el cuero cabelludo graso si la raíz del pelo está brillante y los cabellos se pegan entre si en mechones. Además, el volumen se pierde rápidamente por el peso.

Soluciones

Lávate el pelo todos los días para eliminar la suciedad y grasa, porque cuanto más tiempo permanezca sobre el cuero cabelludo más lo irritará. Antes se creía que existía una seborrea reaccional, es decir, que cuanto más se lavaba el pelo más grasa producía, pero hoy esa idea ha quedado obsoleta. Utiliza un champú específico que lave sin dañar el pelo y sin alterar las glándulas sebáceas. No utilices uno para bebés ya que sus fórmulas están indicadas para cabellos frágiles y finos y no para controlar las secreciones del cuero cabelludo adulto. Prescinde siempre que puedas de los gorros y los cascosya que con el calor el cuero cabelludo transpira y aumenta el efecto graso. Si tienes el cuero cabelludo graso y las puntas secas, lávate con un champú antigrasa y aplícate después acondicionador o mascarilla en los extremos para protegerlos.

Pierde enseguida volumen

La falta de fuerza es la parte negativa de los cabellos lisos que, al poco tiempo de peinarlos, quedan lacios y sin volumen. El grosor del pelo no se puede variar, forma parte de su estructura, algo con lo que nacemos, pero sí podemos despegar las raíces para que quede más hueco.

Soluciones

Hazte un ahuecador. Es una técnica que se realiza en la peluquería que consiste en levantar las raíces sin rizarlas. Las permanentes clásicas prácticamente han dejado de utilizarse. Opta por un moldeado de puntas para darles movimiento, sobre todo si llevas melena. No es recomendable en pelos muy estropeados por el tinte, ya que se trata de otro proceso agresivo para la fibra capilar. Sécate el pelo boca abajo. Hay formas de dar volumen al cabello sin recurrir a la química. Una de las más utilizadas es despegar las raíces secando el pelo con la cabeza boca abajo. También hay secadores con un accesorio de ‘dientes’ largos que masajean el cuero cabelludo y lo ahuecan. Elige un corte desfilado. Las capas a distintos largos en el interior del pelo dan un aire de mayor volumen y movimiento. Si se desfila desde la raíz hacia las puntas se crea un marco favorecedor alrededor de la cara. Utiliza productos de volumen, que separan uno por uno cada cabello y lo engordan.

Se me encrespa y no está suave

Probablemente, tu pelo esté muy seco por falta de cuidados y habrá perdido flexibilidad. El secador puede ser el principal culpable. Aunque el “brushing” es la técnica más utilizada para alisar los pelos foscos y rizados, no debe realizarse con el secador muy caliente ni situado a menos de 10 cm. del pelo.

Soluciones

Cuando el pelo resulta muy difícil de manejar y no encuentras la manera de peinarlo, lo mejor es cortar por lo sano. Unas puntas muy estropeadas nunca vuelven a sellarse. Si tienes el pelo rizado, no lo seques con secador. Su estructura es más débil y se encrespa. Usa acondicionador después de cada lavado, como si fuera crema hidratante. Si tu pelo es graso aplícalo sólo en medios y puntas.

No tiene brillo

Cuando el pelo nace, la fina película (cutícula) que recubre su parte interna (córtex) formada por pequeñas escamas colocadas como las tejas de un tejado, está lisa, por eso el cabello está brillante y flexible. Pero a medida que pasa el tiempo, a causa de la agresión de los tintes y las permanentes, los cepillados fuertes o el sol, la cutícula se va deteriorando, las escamas se abren y la luz, al proyectarse sobre una superficie no lisa, se dispersa y el cabello no refleja brillo.

Soluciones

Utiliza un poco de mascarilla después de cada lavado, como si fuera acondicionador, si tu pelo está especialmente estropeado y mate. Si lo llevas teñido, lo necesitará aún más. Evita los cepillados bruscos que rompen la fibra capilar. Hazlo con un buen cepillo, de forma suave y masajeando el cuero cabelludo para que se irrigue bien la raíz al pelo. Aclara bien el champú y el acondicionadorporque los restos de productos apelmazan el cabello y lo dejan opaco. Reduce la dosis de los productos que utilizas porque seguramente es demasiado generosa. Con una nuez basta.

Se me rompe con facilidad y se me cae

Ocurre cuando el cabello está frágil por haberlo sometido a tratamientos agresivos, como tintes reiterados o mal aplicados y permanentes fuertes que rompen su cutícula y atacan su fibra interna. También hay períodos de cambios hormonales importantes, como el postparto o la menopausia, que causan un empobrecimiento del pelo y su caída, que nada tiene que ver con la alopeciamasculina, de origen genética. También influye el estrés.

Soluciones

Si acabas de dar a luz o has entrado en el puerperio y vas dejando un rastro de cabellos a tu paso, toma un refuerzo vitamínico por vía oral. También son eficaces las ampollas anti-caída que evitan el endurecimiento del folículo piloso y la consiguiente asfixia del cabello. No utilices gomas o pasadores que corten o tiren del pelo y sécatelo empapándolo en una toalla limpia, evitando el calor. No hagas un régimen drástico. Las dietas pobres en minerales y vitaminas alteran el crecimiento sano del pelo. Masajeas las puntas recién cortadas con un poco de acondicionador para que no vuelvan a abrirse rápidamente.