primeros sonidos bebéCuando los bebés comienzan a pronunciar los primeros sonidos están realizando los primeros intentos en el desarrollo del lenguaje, según comprobaron científicos en Estados Unidos y Canadá, en base a imágenes de video. Determinaron que cuando el bebé balbucea, el centro cerebral para el lenguaje ya está activo.

Por lo tanto, en contra de lo que sostenían algunos expertos hasta ahora, no sólo se trata del entrenamiento de la motricidad fina de labios y lengua lo que ayuda a que el primer “mamá” sea pronunciado con más facilidad por los bebés.

La investigación consistió en observar a diez bebés de entre cinco y doce meses de edad. Cinco se criaron con padres de habla inglesa en Estados Unidos, mientras que los otros eran canadienses de la provincia de Quebec, donde se habla predominantemente francés.

Los científicos estudiaron la mímica de los bebés en constelaciones diferentes. Cuando los infantes pronunciaban sonidos como “baba” o “dudu”, compuestas por consonantes y vocales repetidas, las imágenes de video en cámara lenta mostraban lo que es difícil de observar de otra manera: cuando balbucean, los bebés abren y mueven más la parte derecha de la boca. Esto es un indicio de una mayor actividad en el hemisferio izquierdo del cerebro, donde se encuentra el centro del lenguaje, explicaron los científicos.

Este hallazgo demuestra por primera vez que los bebés se especializan en el lado izquierdo del cerebro cuando balbucean, igual que los adultos. Esto quiere decir, que las funciones del lenguaje en el cerebro se desarrollan en un sector determinado.

En tanto, las imágenes de video mostraron que el lado izquierdo de la boca se mueve más cuando los bebés sonríen. Esto se debe a que los centros emocionales del cerebro en general se encuentran en el hemisferio derecho.

Por regla general, los centros cerebrales son activos en referencia a partes opuestas del cuerpo.

Los movimientos de la boca sólo permanecen simétricos cuando los bebés pronuncian sonidos individuales, que no siguen el modelo típico del balbuceo de consonantes y vocales repetidas. Para este tipo de pronunciación de primeros sonidos del bebé no hay ningún centro cerebral para el lenguaje que está activo, explicaron los científicos.