Compartir

shock primeros auxiliosEl shock es un estado clínico muy grave, evolutivo, y que en sus inicios, puede prevenirse.

Se origina por un fallo en el sistema cardiopulmonar, por el que el organismo no recibe sangre, elemento necesario para mantener a las células con vida.

El Shock origina daños a los tejidos por una falta de oxígeno y el exceso de productos de desecho. Una situación de hipoperfusión puede estar motivada por varias causas:

  • porque el corazón no sea capaz de bombear adecuadamente, lo que provocaría un shock cardiogénico;
  • porque no haya suficiente volumen sanguíneo, lo que originará un shock hipovolémico;
  • porque haya alteraciones en el sistema de circulación de la sangre, dando lugar a un shock distributivo.

Consecuencias de un shock

En cualquiera de las tres situaciones anteriormente mencionadas, se dañan rápidamente:

  • el cerebro,
  • el corazón,
  • los pulmones y
  • los riñones,

originando fallos orgánicos que desencadenan la muerte del paciente.

Primeros auxilios ante el shock

  1. Aplicar la conducta P.A.S. (proteger, alertar y socorrer)
  2. Solicitar una ambulancia
  3. Cohibir la hemorragia
  4. Mientras que el recurso llega, permeabilizar la vía aérea y ventilar artificialmente (en caso de que sea necesario)
  5. Elevar las piernas del paciente uno 20 o 30 centímetros (siempre que no haya fracturas), para que disminuyendo el flujo sanguíneo en las extremidades inferiores consigamos una mayor oxigenación del cerebro.
  6. Evitar la pérdida de calor