Compartir

primeros auxilios frente a hemorragiasLas hemorragias importantes son muy poco frecuentes, cortes y escoriaciones suelen causar sangrados que rara vez son graves. Cuando los sangrados o hemorragias internas son graves, es una urgencia y los primeros auxilios deben ser rápidos, ya que pueden llevar a un estado de shock y muerte.

¿Qué se puede hacer ante una hemorragia externa grave?

El primer paso es ver bien la herida, quite la ropa de alrededor de la misma. Coloque una venda o tela limpia en contacto con la misma ejerciendo una presión moderada. Si encuentra algún objeto como metal, vidrio o madera no lo retire. Debe ejercer presión a ambos lados del objeto para colapsar los vasos que sangran. Es conveniente que la víctima se recueste y que el área de sangrado si se puede esté elevada para disminuir su presión.

No es conveniente que realice torniquetes, aplique algún paño o tela sobre la herida y ejerza una firme presión.

Trate de fijarla con un vendaje o tela adhesiva. En caso de que haya un cuerpo extraño ejerza la presión a ambos lados del mismo para evitar introducirlo más. Llame a un servicio de urgencia y traslade la víctima a un centro de atención de urgencias.

¿Qué hacer ante una hemorragia interna?

Es más difícil de darse cuenta por lo que puede que nos prestemos los primeros auxilios ante las hemorragias de este tipo a tiempo, pero si usted nota que la persona ha sufrido un golpe, y pierde la consciencia, o está pálida, en estado de shock, puede estar sufriendo una hemorragia interna y es necesario trasladarse con suma urgencia a un centro de atención. Sospeche de una hemorragia interna si hay huellas de un golpe importante, si sangran los oídos o la nariz, la boca o la vagina.