Compartir

preguntas aromaterapia

¿Qué busca la aromaterapia?

Tener la naturaleza dentro de tu casa, de tu vida, porque te va a hacer bien, va a desinfectar los ambientes, te va relajar, va a ayudar a tu sistema nervioso, y cuando ya sabes usarla, te encuentras con aceites de usos más específicos, para desinflamar, dolores reumáticos… Tú puedes con los aceites escenciales manejar pequeñas molestias, y tomarte los desinflamatorios cuando realmente sea necesario. La aromaterapia es la antesala para comenzar con los remedios, en ningún caso es “oye no tomes remedio”, pero sí “úsalo cuando sea necesario”.

¿Sirve para sobrellevar enfermedades como el cáncer?

Bastante, son enfermedades que dañan tu sistema nervioso, nadie se lo pasa bien sabiendo que tiene un cáncer. Con la aromaterapia, que va al sistema nervioso, a relajar, la persona va a tomar la noticia con otra fuerza. No se va a mejorar del cáncer, pero va enfrentarlo de otra manera. La forma de ver y enfrentar la vida es diferente.

A las personas que se vienen a tratar con aromaterapia, ¿les realizan una especie de diagnóstico?

Nosotros no podemos diagnosticar. La gente que viene tiene previamente un diagnóstico médico. Nosotros no podemos decir “deja tus medicamentos y tómate esto”. La aromaterapia es un complemento de la medicina tradicional. Jamás vas a escuchar a una aromaterapeuta profesional decir que con esto te vas a curar todo, no va a diagnosticarte ni desprestigiar al médico. Para nosotros, lo que un médico dice es tomado absolutamente en cuenta. No diagnosticamos.

¿Quiénes vienen a tratarse?

Todo tipo de personas, pero cada vez más jóvenes y hombres. Tu piensas que las mujeres somos las más llevadas a esto de las hierbitas, pero los hombres son quienes se entusiasman más con el tema, ellos sienten los efectos, los que hacen más preguntas sobre aromaterápia y de inmediato quedan fascinados.

¿Con qué tipo de dolencias vienen?

Cansancio, depresiones, problemas hormonales, dolores musculares…

¿Qué se logra con una sesión de Aromaterapia?

Tu cuerpo entero se conecta con los masajes y los olores hacen una limpieza interna, es como desintoxicarse. Los aceites atraviesan las capas de tu piel por medio de técnicas y masajes neuromusculares que presionan la linfa -centro emocional del cerebro que alimenta y limpia la sangre-, ingresando al aparato circulatorio y llegando así a los órganos internos, equilibrándolos y nutriéndolos.

A través del olfato, las esencias ingresan a otros centros nerviosos del cerebro, favoreciendo las capacidades síquicas, la concentración, el pensamiento y la intuición, además de estimular una reacción en cadena de bienestar en todo el organismo.

¿Qué se hace durante la sesión?

Primero llega la persona y vemos cuáles son los motivos de su venida, en qué la podemos ayudar. Uno le pregunta cómo está su circulación, su aparato digestivo, si duermen bien y si hay casos específicos que ellos te puedan contar. De acuerdo a la ficha son los aceites que vas a utilizar. Normalmente no usamos más de cuatro aceites, porque así podemos ver cómo funcionan e ir cambiándolos si es necesario. La sesión dura de 45 minutos a una hora, y te vas con el remedio puesto.