homeopatia y fitoterapiaLa naturaleza otorga la oportunidad de cuidar y sanar nuestro cuerpo. La fuerza que posee y los secretos que ella esconde se hacen presentes en los productos elaborados a base de sus agentes. Por eso, no es casualidad que la tendencia actual sea buscar fórmulas de medicamentos y productos utilizando métodos naturales.

“Lo que mantiene la salud, cura también la enfermedad”. En la antigüedad conocida era esta premisa dicha por Hipocrates, que postulaba la sanación a través de métodos naturales y cuya práctica formaba parte del conocimiento de los pueblos.

La naturaleza otorga la oportunidad de cuidar y sanar nuestro cuerpo. La fuerza que posee y los secretos que ella esconde se hacen presentes en los productos elaborados a base de sus agentes.

Por eso, no es casualidad que la tendencia actual sea buscar fórmulas de medicamentos y productos utilizando métodos naturales. Y en este sentido, el uso de plantas medicinales va de acuerdo a sus propiedades curativas, ya sean éstas antinflamatorias, emolientes, diuréticas, antiespasmódicas, entre otras.

En el campo de la medicina natural y sus derivados existen diversas corrientes como la Medicina Naturista, Antroposófica, Homeopatía, Fitoterapia, por nombrar algunas que utilizan agentes naturales para elaborar sus productos y fármacos.

La medicina naturista se define como la ciencia que utiliza la fuerza curativa natural para restablecer la salud, a través del uso de los agentes naturales. Pero para que actúe eficazmente debe estar acompañada de elementos armónicos como: agua, sol y aire, plantas medicinales, tierra, alimentación, ejercicio y cura mental. Aunque hay que tener claro que si bien la medicina naturista puede resolver la mayor parte de los problemas que aquejan la salud, existen enfermedades congénitas o procesos infecciosos en los que no es suficiente sólo este tipo de tratamiento.

La homeopatía consiste en la administración de dosis ínfimas de sustancias naturales, las que se asignan al paciente a través de la comparación de sus síntomas con la imagen del medicamento, sobre la llamada “Ley de la Similitud”. Y en ella existen dos tendencias: la unicista y pluralista. La primera funciona basada en un solo ingrediente para tratar síntomas específicos. En cambio, la segunda, combina varios elementos.

La fitoterapia implica el uso de extractos de plantas. Científicamente el poder curativo de las plantas se ha explicado por la existencia en ellas de principios activos, sustancias que se encuentran en los distintos órganos de los vegetales y que alteran o modifican el funcionamiento del cuerpo y la psiquis.

La medicina antroposófica o también llamada “sabiduría del hombre o la humanidad”, ve al ser humano como un todo. Esta medicina para sanar busca en la naturaleza sustancias y procesos que puedan restaurar el equilibrio entre las fuerzas corporales y las psicoespirituales. No solo se limita a la compilación de las reacciones a los medicamentos administrados (que pueden ser de carácter homeopático). También hace uso de aplicaciones externas (baños, compresas, pomadas).