Compartir

pies planos en bebésEntre los 12 y los 14 meses, el niño empieza a dar sus primeros pasos. Uno de los momentos más esperados por los padres, junto con las primeras palabras. A partir de ese momento, es fundamental cuidar el calzado que utiliza el bebé. Los zapatos marcan la salud de los pies y son, también, culpables de determinados problemas ortopédicos, como los pies planos.

La mayoría de los niños, en concreto el 70%, empieza a caminar con pies planos. Pero esta anomalía se va corrigiendo poco a poco. Todo depende del tipo de calzado que se utilice desde el primer momento. En los niños un poco mayores esta afección se presenta con frecuencia. Y sólo la padece el 15% de los adultos.

Algunos factores que influyen en la aparición de los pies planos son la relajación de la musculatura, la acumulación de grasa en la bóveda plantar y la existencia de alteraciones anatómicas. Para evitarlos, se aconseja visitar al pediatra y utilizar el calzado adecuado.

El pie del niño está evolucionando constantemente desde los tres años hasta los 8 o 9. Durante esta etapa, la planta del pie es plana porque todavía no se ha desarrollado el arco plantar y, en su lugar, hay una gruesa capa de grasa.

A continuación, el pie se convierte bien en un pie normal; bien en un pie plano laxo infantil, con una huella aplanada y los talones hacia fuera, que se corrige solo normalmente, o bien un pie plano patológico, producido por una alteración anatómica de los huesos.

Los pediatras recomiendan a los padres que se fijen en el pie de sus hijos desde la lactancia, pero no hay que preocuparse por posibles problemas en el apoyo del pie hasta que empieza a caminar. A partir de ese momento, el calzado es fundamental.

Por eso, se aconseja que los lactantes utilicen patucos o calcetines que no presionen el pie. Durante el gateo, es mejor calzar zapatos muy suaves, con refuerzos en la puntera y en el talón. Y cuando pueden caminar, el calzado debe ser flexible, transpirable, ligero, con suela moderada, con algo de tacón, con un buen contrafuerte y que deje libres los tobillos.