Compartir

perder peso de forma natualPrácticamente todos los aliados adelgazantes que la investigación ha puesto a nuestro alcance se basan en los principios activos de algunas plantas. Son plantas diuréticas, desintoxicantes, aceleradoras del metabolismo y calmantes del hambre.

Todas estas hierbas poseen la ventaja de que, bien utilizadas, no tienen los efectos secundarios de los fármacos, y ayudan a seguir una dieta sana y equilibrada. Las plantas, con la ayuda de unas simples reglas dietéticas, pueden ayudarte perder peso de una manera natural.

No se trata de píldoras milagrosas que adelgazan sin esfuerzo, sino de principios activos que ayudan al organismo a eliminar toxinas, quemar grasas y acelerar el metabolismo.

Hay que elegir la que más nos convenga. Determinadas plantas como la cola de caballo, el hinojo, el fucus, la espirulina, etc, son las más usadas hoy en día.

La cola de caballo es un diurético y remineralizante a la vez. Está especialmente indicado cuando hay retención de líquidos, piernas hinchadas, celulitis, etc. Otra solución muy recomendable es el hinojo, planta diurética que facilita la eliminación de toxinas y la descongestión de tejidos celulíticos.

Tampoco hay que dejar de lado el alga fucus que contiene una buena cantidad de minerales, especialmente de yodo, elemento, que estimula la glándula tiroides que aumenta la destrucción de las grasas y su eliminación. Es muy eficaz si se tiene un metabolismo lento.

Otra planta útil es el alga espirulina, alga de agua dulce muy rica en proteínas, vitaminas y minerales que tiene un gran poder saciante y reduce el apetito debido a su contenido en fenilalanina. Está sobre todo destinado a personas vegetarianas o que comen poca carne. Asimismo sirven si se tiene mucho apetito y si se quiere mejorar el aspecto de la piel.

La garcinia cambogia es una planta de la India. Contiene ácido hidroxicítrico, un principio activo que disminuye la formación de grasas, reduce el apetito y estimula la combustión de grasas. Es muy bueno para el exceso de grasa localizada, ya que acelera su combustión.