Compartir

lavado del pelo perfectoAunque a veces se toma como un asunto menor, que se realiza con rapidez y poca atención, el lavado es una técnica que, como todas, hay que conocer para conseguir unos resultados óptimos. De hecho existe una figura nueva, la del ‘shampunier’, que es el experto en el lavado, selección y aplicación de los productos adecuados. Estos son los consejos para conseguir un lavado perfecto de cabello:

  • Deja que el pelo cuelgue de forma natural, sobre todo si lo tienes largo. No lo laves boca abajo porque se enreda mucho más. Tampoco lo juntes todo encima de la cabeza.
  • Humedece el cabello con agua tibia (muy caliente abre demasiado los poros y los reseca). Empapa bien tanto el pelo como el cuero cabelludo antes de aplicar el champú.
  • Pon un poco de producto (del tamaño de una nuez) en la palma de la mano para que puedas ver la cantidad que te permitirá crear espuma suficiente para todo el pelo. Con las yemas de los dedos, extiende el champú en diferentes zonas de la cabeza y emulsiona en movimientos circulares. Empieza por la parte superior, sigue por los laterales, la coronilla y las zonas medias, las puntas y la nuca. Nunca frotes, y menos con las uñas.
  • No trates de desenredar el pelo con los dedos o con un peine antes de haberte aplicado el acondicionador porque dañarías la fibra y podría romperse.
  • Acláralo dejando que corra el agua acompañándolo del interior hacia fuera. Termina con agua fría para que se cierren las cutículas.