Compartir

osteoporosis enfermedad silenciosaLa osteoporosis es una enfermedad donde hay una perdida ósea progresiva con aumento del riesgo de fracturas.

No trae síntomas hasta que aparece una fractura, de ahí que se conozco a la osteoporosis como la enfermedad silenciosa, puede manifestarse por dolor debido a microfracturas.

¿Porqué debo estar interesado?

La osteoporosis afecta a gran cantidad de personas; 1 de cada 5 pueden tener fracturas por esta enfermedad.

Las fracturas de cadera, columna, muñecas, brazo, son comunes luego de una caída.

La más seria y debilitante es la fractura de cadera, esta requiere de un tratamiento quirúrgico, con las complicaciones que esto acarrea.

¿Qué causa la osteoporosis?

No se conoce la causa exacta por la cual se produce la osteoporosis, la enfermedad silenciosa, pero hay algunos factores que influyen, estos son:

  • Edad: a medida que la persona envejece la masa ósea total disminuye, por lo que aumenta el riesgo de osteoporosis.
  • Herencia: se cree que la osteoporosis sea hereditaria, esto explica porque mucha gente la padece a temprana edad.
  • Nutrición y estilo de vida: la mala nutrición, una dieta baja en calcio, vida sedentaria, fumar y beber alcohol.
  • Aumentan el riesgo de osteoporosis.
  • Medicamentos y enfermedades: los corticoides, enfermedad tiroidea y otros medicamentos generan un aumento del riesgo de contraer osteoporosis.

¿Qué puedo hacer para prevenir la osteoporosis?

Durante los años de crecimiento se requiere calcio para generar huesos fuertes y tener reservas de calcio.

Una inadecuada dieta durante estos años de vida contribuye a producir osteoporosis a la edad adulta.

El calcio es un nutriente esencial aún luego de la época de crecimiento ya que hay una pérdida de stock óseo todos los días.

El calcio no previene la perdida ósea luego de la menopausia, por lo que se requiere incrementar la ingesta de calcio y vitamina D en ese momento.

El requerimiento diario de calcio es de aproximadamente 1.200 mg para una persona adulta, leche, yoghurt, queso son excelentes fuentes de calcio, un vaso de leche aporta alrededor de 300 mg de calcio.

Si la dieta es pobre en calcio se requiere de un suplemento.

La vitamina D cumple la función de ayuda para absorber el calcio, el requerimiento diario es de 200 a 600 ui/día, un vaso de leche aporta 100 ui.

El ejercicio físico ayuda a disminuir la perdida ósea; caminar, trotar, subir escaleras, bailar es útil para prevenir la enfermedad.

¿Cómo se diagnostica esta enfermdad silenciosa?

Se realiza con una combinación de estudios, análisis de sangre y orina, radiografías, densitometria óseas, etc.

¿Cómo se trata?

La perdida ósea no puede ser reemplazada, el tratamiento está enfocado a prevenir una mayor perdida ósea y recuperar algo del stock óseo.

El tratamiento es manejado por traumatólogos, ginecólogos, endocrinólogos; luego de la menopausia el tratamiento con reemplazo hormonal con estrógeno es lo recomendado.

Existen además drogas antiestrogenicas, que incrementan la masa ósea, disminuyen los riesgos de fracturas y de cáncer mamario.

La calcitonina es otro medicamento utilizado, se aplica en forma de spray nasal.

El Alendronato es otra droga que genera un aumento de la masa ósea. Su médico especialista en alteraciones del metabolismo fosfocálcico sabrá indicarle cual tratamiento es el más indicado para usted.