Compartir

operación para adelgazarHoy en día existen diferentes alternativas quirúrgicas para adelgazar, ya sea por motivos estéticos o de salud. Entre ellos destacan:

Bypass Gástrico

El Bypass gástrico es una operación para adelgazar que se realiza sobre el estómago y el intestino, por vía laparoscópica (con mínimas incisiones, lo que permite una recuperación más rápida) o cirugía abierta.

Consiste es disminuir la capacidad gástrica de 1.200 a 20 centímetros cúbicos. Luego se genera un by pass, es decir, un cambio en el sentido del tránsito del intestino, de manera que se disminuye la absorción de los nutrientes. La persona no sólo come menos, sino que absorbe menos. No se extirpa ningún órgano ni se instala cuerpo extraño alguno en el organismo. Esta cirugía para la obesidad reduce entre 60% y 70% del exceso de peso en los primeros seis meses.

Banda Gástrica Ajustable

La banda gástrica ajustable es un procedimiento quirúrgico que se realiza por vía laparoscópica; consiste en instalar una banda o cinturón alrededor de la parte superior del estómago, dividiéndolo en dos. La parte superior es la que queda más pequeña y es la que recibe los alimentos, de manera que sólo puede contener una reducida cantidad. Ambas partes del estómago quedan conectadas por medio de una pequeña abertura creada por la banda, lo que permite que el alimento pase desde la parte superior del estómago con mayor lentitud, produciendo una sensación mayor de saciedad.

Esta operación para el sobrepeso solamente restringe la cantidad de comida que se puede ingerir y no afecta a la absorción de los alimentos. La banda es ajustable y se pone para toda la vida, aunque el proceso se puede revertir con otra operación similar. En promedio se pierde entre la mitad y tres cuartas partes del exceso del peso.

Balón Gástrico

El balón intragástrico consiste en un globo suave y expandible que se inserta en el estómago a través de la boca, sin necesidad de cirugía, por medio de una endoscopía. El balón se introduce desinflado y una vez en el estómago se llena con una solución salina estéril. Se disminuye así el espacio y la cantidad de comida que se puede ingerir. Debe retirarse al cabo de seis meses, período en que se estima que la persona logró disminuir su peso.

En todas estas operaciones para adelgazar la preparación psicológica del paciente es fundamental, ya que si la persona no está completamente convencida o no desea cooperar siguiendo la dieta y los ejercicios recomendados por los especialistas después de la operación, todo el esfuerzo resultará inútil.