Compartir

operación bikini en el inviernoParece que el verano aún nos queda muy lejos, que está casi perdido en el futuro, como un sueño inalcanzable. Y sin embargo. ¿a que cada año le vuelve a pillar por sorpresa la temporada de playa y el consiguiente traje de baño? Nos pasa a todos.

Como creemos que mujer prevenida vale por tres o cuatro, le proponemos los mejores planes de belleza de invierno para que así pueda disfrutar de un cuerpo estupendo en verano. Sin olvidar ayudarse siempre con la práctica de ejercicio.

Brazos torneados

Se dice que a partir de los 40 años no se puede llevar manga corta porque se ve la flacidez de los brazos. Y no le falta razón: esta zona muestra las señales de la edad demasiado pronto. Para remediarlo, comience ahora mismo a usar una crema anticelulítica y reafirmante (sí, de las de cuerpo) en los brazos, así como a dedicarles al menos cinco minutos diarios de ejercicios.

Con una pesa de medio kilo en cada mano, de pie y con las piernas algo separadas, levante los brazos hasta formar un ángulo de 90 grados con el cuerpo. Gire la muñeca, como si la pesa fuera un vaso de agua y la estuviera volcando. Hacer dos series de diez cada día.

¿Quiere algo más radical? Recurra a un tratamiento de electroescultura en un centro de belleza, como los que se realizan para modelar piernas o glúteos.

Liposucción, modelar al gusto

No queremos que nadie se llame a engaño: la liposucción es una intervención quirúrgica, no un milagro. No sirve para adelgazar ni para eliminar la celulitis, sino para modelar la figura y eliminar los ‘extras’ en zonas muy concretas, allí donde la dieta ya no puede hacer nada, como por ejemplo en las cartucheras. Los mejores resultados se obtienen en mujeres jóvenes, sin flacidez y cuya piel se retrae sin problemas, y sin sobrepeso, puesto que la liposucción no sirve para adelgazar, sino para acabar con acúmulos de grasa localizados.

La intervención en sí puede realizarse en cualquier época del año, pero tiene el inconveniente de requerir un postoperatorio que incluye llevar una estrechísima faja de compresión durante al menos un mes. Y como da mucho calor, siempre es más agradable hacerlo en invierno que en verano. Además, los verdaderos resultados de la liposucción no se aprecian hasta pasados por lo menos dos meses, aunque el momento óptimo tarda otros tres o cuatro meses más en llegar, cuando el tejido realmente se ha recuperado.

Es decir: si se ha decidido por esta intervención, este es un buen momento para llevarla a cabo. No espere demasiado para empezar la operación bikini.

Depilación a fuerza de láser

Para obtener el máximo rendimiento de cada sesión de depilación láser conviene que haya el máximo contraste entre el color de la piel y el del vello, por lo que no conviene estar bronceada. Cuanto más pálida, mejor. Además, conviene evitar el sol en el mes posterior al tratamiento para que no haya problemas de hiperpigmentación. Por eso se recomienda realizar este tipo de tratamientos durante los meses de otoño e invierno, para lucir minifaldas y shorts en verano.

Tiempo de medias para disimular

Las mujeres que se depilan con cera o con máquinas depilatorias conocen de sobra ese periodo ‘interdepilaciones’ en que el vello aún no tiene la longitud necesaria para arrancarlo pero ya resulta visible. Lo mejor del invierno es que se puede ocultar con medias y pantalones, a diferencia del verano, cuando más de una vez nos entra la impaciencia y recurrimos a la cuchilla para casos de emergencia. Por eso, el tiempo de frío es ideal para usar ampollas antivello, que debilitan el pelo poco a poco, tras cada depilación. Aunque no hacen milagros, sí consiguen que salga cada vez más débil y escaso.