Compartir

opciones depilacion

Buenas opciones para depilar tus piernas

Hay varias opciones para eliminar el vello de las piernas.

En el centro de belleza:

  • La cera caliente o tibia es el método de arranque más usado. Las esteticistas, con destreza, apenas producen molestias y garantizan un resultado impecable y duradero (unas cuatro semanas).

En casa:

  • La cuchilla es rápida y económica. Deja la piel suave pero, para mantener los resultados, hay que usarla cada cuatro o cinco días.
  • La cera en roll-on se calienta unos segundos con agua caliente del grifo o en el microondas o, y es fácil de aplicar.
  • El aparato eléctrico es cómodo y rápido, aunque algo molesto, incluso doloroso, para algunas personas. El resultado se alarga dos o tres semanas. Pueden quedar unos puntos rojos que desaparecen enseguida. Algunos modelos reducen las molestias enfriando la piel al mismo tiempo que depilan.
  • Espuma depilatoria. En caso de problemas circulatorios, alergias o piel sensible, hay que rechazar sistemas que acarreen tirones, dolor o calentamiento de la piel y optar por cremas o espumas, que no irritan la piel ni provocan puntos rojos. Se retiran con ayuda de una esponja y agua fría.

Ampollas que debilitan el vello para una mejor depilación

Los tratamientos específicos post-depilatorios retardan la salida del nuevo pelo. La enzima o sustancia que aportan modera el crecimiento del vello, logrando que crezca con lentitud, en menor cantidad y más fino.

Se aplican inmediatamente después de utilizar la cera en las ingles y las piernas. Estos productos inhibidores del crecimiento se utilizan normalmente después de depilarse con cuchilla, maquinilla o cera, o sea, con métodos que cortan o arrancan el pelo de raíz.

En todo caso, después de la depilación, con o sin productos inhibidores, siempre es necesario dejar la piel bien hidratada con sustancias que refuercen el manto hidrolipídico que protege la epidermis.

Láser, lo mejor para las axilas

Además de antiestético, el vello es un caldo de cultivo en el que proliferan las bacterias que originan mal olor.

En casa:

Son adecuadas las cremas, espumas y geles depilatorios, la cuchilla y la maquinilla eléctrica, con un cabezal especial.

En el centro de belleza:

  • Cera tibia o fría: siempre es desechable.
  • Láser: al tratarse de una superficie pequeña, la inversión compensa el resultado. Información

Así se aplica el láser

El láser debe aplicarse bajo supervisión médica. Normalmente se precisan de dos a cuatro sesiones.

  • Tumbada boca arriba en una camilla, los ojos se protegen de la luz emitida por el láser con unas gafas. El médico marca la zona a tratar. Aunque el tratamiento no es doloroso, si acaso molesto, en algunas zonas sensibles se puede aplicar una crema anestésica.
  • Se aplica el disparador del láser sobre la zona a depilar y se va disparando sobre las marcas ya realizadas. Para las axilas, el proceso no se prolonga más de tres minutos. A continuación, la zona se cubre con una crema antiinflamatoria. En las tres o cuatro semanas siguientes no se puede tomar el sol.

Ingles: no al pelo subcutáneo

Las líneas de demarcación se amplían con las escotadas modas de baño y lencería. La zona no es de fácil acceso, resulta dolorosa y, si se incrusta el vello, puede infectarse. Hay que evitar la cuchilla.

En el centro de belleza:

  • Cera tibia: es adecuada tanto para las ingles como para las depilaciones integrales.
  • Láser: debilita y llega a acabar con el vello y con el problema del pelo subcutáneo. Son necesarias tres sesiones. Al igual que la fotodepilación se pueden realizar también en la zona del ombligo, la zona púbica y la areolar del pecho.

En casa:

  • Cera tibia o fría: se aplica en tiras estrechas, sin dar tirones.
  • Cremas depilatorias: no contienen elementos irritantes, aunque la primera vez se debe realizar un test de tolerancia.