Compartir

Muchas mujeres desean tener un pecho mayor y no sólo como atractivo sexual. Algunas llegan a obsesionarse por ese motivo.

Pecho y poder femenino

obsesión pecho mayorMuchas mujeres desean tener grandes senos, no sólo para atraer a los hombres, sino porque el pecho se ha utilizado como símbolo del poder femenino.

Si estás obsesionada por la apariencia, significa que tienes una preocupación constante por el aspecto físico y esto te puede dañar. Encontrar la seguridad en ti misma significa buscar el equilibrio entre mejorar y aceptarte tal como eres.

A veces buscamos las soluciones fuera de nosotras, miramos con lupa lo que llamamos carencias y nos perdemos muchas cosas, sin darnos cuenta de lo que pasa en nuestro interior.

¿Un pecho mayor?, cuestión de modas 

La moda influye en la vivencia del propio cuerpo de la mujer. Por ejemplo, en los años 70, se rivalizaba por quién tenía menos pecho.

A partir de los años 80, vuelve a estar a la última más talla en los pectorales, lo que implica una revolución en la corsetería, operaciones en adolescentes y, sobre todo, la presunción irracional de que para seducir hay que tener un pecho mayor.

Muchas mujeres se siguen infravalorando por una cuestión de tallas y por unas tendencias siempre cambiantes.

Lo importante: estar bien

  • Los modelos estéticos son cambiantes. Los tipos ideales son conceptos aprendidos y varían según las épocas. Acepta tu figura. 
  • Las pautas de crecimiento puberal varían de una mujer a otra y el desarrollo mamario puede continuar después de los 20 años. 
  • Pueden aparecer nódulos o bultos en uno o ambos pechos cuando las hormonas empiezan a cambiar. Los dos pechos no son iguales. 
  • Respeta las visitas a tu ginecólogo. La información te va ayudar a ser mucho más responsable con tu propio cuerpo. 
  • Valora tu apariencia en su conjunto. Existe una relación entre insatisfacción y depresión. 

Hazte estas preguntas

El hacernos preguntas nos puede ayudar a saber lo que queremos:

  • ¿Qué me gusta de mi cuerpo? 
  • ¿Qué me desagrada? 
  • ¿En este momento me siento más insegura por por no tener un pecho mayor? 
  • ¿Valoras la influencia de los demás en tu apariencia?: pareja, padres, amigos, compañeras de trabajo, etc. 
  • ¿Cambiaría tu vida por dos tallas más? ¿Hay cosas que te estás perdiendo por ello? 
  • La decisión de someterte a una operación es tuya, dependiendo del problema detectado. La elección del médico es esencial para valorar si está o no indicada la operación. Más información aquí.