Compartir

acabar arrugasLa obsesión por disimular las arrugas es algo que viene de antiguo. La novedad está en los últimos ingredientes cosméticos para frenar las huellas del envejecimiento.

Existen medios para frenar, paliar, mejorar y retrasar las arrugas del rostro. Si en algo ha avanzado la cosmética ha sido en esta dirección. Más difícil, sin embargo, es el reto de combatir la flaccidez. El proceso de envejecimiento interior y exterior es imparable y no admitirlo es de ilusos. Pero con cuidados adecuados, su aspecto puede mejorar considerablemente.

La piel necesita para conservarse joven, renovarse de forma regular y estar protegida de los radicales libres, principales responsables del envejecimiento. Son unas pequeñas moléculas que, activadas por factores medioambientales como rayos solares, polución o tabaco bombardean y dañan las membranas que protegen las células.

Los sistemas de resistencia cutánea frente a los radicales libres disminuyen con la edad. ¿Se puede luchar contra eso y contra la aparición de las arrugas y otros signos de envejecimiento? Rotundamente, sí. Los beneficios de las vitaminas utilizadas sobre la piel están demostrados. Si se potencian los mecanismos de autoprotección vitamínica, se consigue retrasar los signos de envejecimiento cutáneo.

El entusiasmo por la vitaminas no es solamente una moda. En los últimos años, la tecnología ha transformado la vitamina del medicamento en vitamina de belleza. No renuncies a ella.